La conflictividad generada en los últimos meses entre el taxi, las empresas concesionarias de las licencias VTC y el Ministerio de Fomento parece que vive uno de sus episodios más bajos después de que la cartera dirigida por el valenciano José Luis Ábalos, anunciase la transferencia de las competencias en la tramitación de esas licencias a las autonomías y los ayuntamientos

Por este motivo, el Pte. de la Federación Sindical del Taxi de Valencia, Fernado del Molino, ha señalado en el programa Ciclo Empresarial de Capital Radio Comunidad Valenciana que “ahora mismo estamos más lejos de convocar una nueva huelga como la que se produjo antes del verano. Y esto es, porque hay cierto entendimiento con Fomento en cuestiones como el traspaso de competencias a las CC.AA y los ayuntamientos para la concesión de las VTC, ya que este nuevo escenario permitirá a las administraciones locales regular mejor la situación en las ciudades, como es el caso de Valencia”

Además, Del Molino también señala sobre la famosa regulación de una licencia VTC por cada 30 de taxi que “la situación se ha desbordado en los últimos años con la concesión desproporcionada de estas licencias. De hecho, no entendemos que se concedan derechos futuros a unos permisos que difícilmente podrán operar con normalidad una vez que las CC.AA y los ayuntamientos empiecen a regularlos”.

Por eso, para el Pte. de la Federación Sindical del Taxi “la solución de ir amortizando las VTC que se han concedido en los últimos años con un plazo de vigencia de entre 4 y 6 ejercicios de actividad no es válida para nuestro sector, porque durante ese período seguirán haciendo una competencia desleal”.

De hecho – afirma Del Molino – entendemos al Gobierno, que no quiere verse expuesto a indemnizaciones muy elevadas si tuviese que abolir las VTC, pero la solución tampoco nos parece acertada ya que perjudica a nuestros intereses y solo genera más confusión a los usuarios. Además, es paradójico que los antiguos licenciatarios de las VTC, que siempre han prestado servicios a particulares sin generar conflictos se estén manifestando junto al taxi, ya que se sienten tan perjudicados como nosotros”.

Por otro lado, en lo que concierne al anuncio realizado por la Ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero sobre el “efecto combativo” que tendrá sobre Uber la aplicación de una tasa tecnológica y las advertencias de inversores extranjeros sobre la “inseguridad” de España por las restricciones del Ejecutivo a Cabify, lo primero que señala el líder sindical del taxi valenciano es “que debemos empezar por saber que es un medio de transporte homologado”.

Y digo esto – prosigue Del Molino – porque resulta evidente que nuestro sector se ajusta a la ley, mientras que Uber y Cabify juegan con las ambigüedades del marco normativo. Si aplicamos la legislación tal y como corresponde, entonces se verán las diferencias reales que existen entre las tecnológicas y los modelos de transporte público convencional”.

La Mesa de la Movilidad, para todos

Por otra parte, el Pte. de la Federación Sindical del Taxi ha señalado en los micrófonos de Ciclo Empresarial “la relevancia que tiene incluir a todos los agentes afectados por los cambios de la movilidad en Valencia”.

Una cuestión que para Del Molino “es de suma trascendencia, ya que reformar y cambiar el sentido de circulación de avenidas, plazas, calles, incluir carriles bici o suprimir el estacionamiento nocturno por el carri bus – taxi, no es algo que se pueda tomar de manera unilateral”.

Por este motivo, el dirigente sindical insta a que “se incluya al transporte público, la hostelería, el turismo y el ocio a la Mesa de la Movilidad, ya que es el marco perfecto para buscar soluciones consensuadas por el bien de todos los sectores implicados en los cambios viarios”.

Puedes escuchar la intervención integra de Fernando del Molino en el programa Ciclo Empresarial de Capital Radio Comunidad Valenciana, a continuación, en el siguiente podcast