Las manifestaciones, convocatorias públicas o festividades tan relevantes como las del 9 d´Octubre sirven para aquellos que seguimos la política, como una magnífica atalaya desde la que contemplar movimientos, estrategias y comportamientos de nuestros dirigentes en estos encuentros con la ciudadanía.

Por este motivo, el pasado martes no fue una excepción, y cada formación política mostraba su declaración de intenciones de cara al transcendental encuentro con las urnas que se producirá seguro en clave municipal el próximo día 26 de mayo de 2019. Y también en el ámbito autonómico, salvo que el Pte. de la Generalitat, Ximo Puig, sorprenda a todos adelantando esos comicios, aunque esa posibilidad se antoja cada vez más remota.

Así, como decimos, en el 9 d´Octubre, con los lamentables episodios de las diversas manifestaciones convocadas incluidos, cada partido político valenciano jugó al despiste con sus adversarios, pero al tiempo mostraba sus cartas, teniendo en cuenta que ya estamos a tan solo 8 meses de esas elecciones autonómicas.

Y en esta partida, cabe destacar que Compromís se llevó el gato al agua por goleada y con diferencia respecto al resto de sus rivales políticos debido a una puesta en escena a la altura de los mejores escenarios políticos. Y decimos esto, porque la formación nacionalista valenciana, que lo es más de lo que parece, supo guardar la compostura tanto en la procesión cívica de la mañana como en los actos conflictivos de la tarde.

Por ello, Mónica Oltra sucumbió a su propio alter ego, mostrando la mejor de sus versiones, como por otra parte corresponde a su cargo como Vicepta. del Consell, en unos actos en los que supo ser correcta, no desentonar y jugando en todo momento su papel institucional. Nada nuevo ni que no fuese esperable en una matinal que se trataba precisamente de eso; es decir, de ofrecer al pueblo valenciano una jornada lúdica donde sus representantes políticos estuviesen a la altura de las circunstancias.

Sin embargo, la conflictiva jornada de la tarde sirvió para mostrar la cara real de la formación nacionalista de cara a esos trascendentales comicios del próximo año. Y decimos esto, porque la puesta en escena fue perfecta. Encabezando casi la tradicional manifestación de la izquierda en la que se vieron enseñas de Compromís junto con las senyeras ondeando al viento, como si los representantes de esta formación hubiesen hecho siempre gala del uso de la bandera oficial valenciana.

Un hecho que no es así, como ya es sabido, pero que Compromís fue capaz de representar en un papel muy electoral, que permite a la coalición valenciana salir reforzada de cara a una cita electoral que se antoja muy disputada, saliendo también con solvencia de un envite muy complejo como era la manifestación vespertina del Nou d´Octubre.

Por tanto, la formación liderada por Mónica Oltra y Joan Ribó se marcó un buen tanto, superando en este elemento tan de moda que es el márketing político, al resto de sus rivales que pugnaran por obtener representación parlamentaria en les Corts Valencianes el próximo 26 de mayo de 2019.

José Luis Pichardo

Director Capital Radio Comunidad Valenciana