Las alarmas se han encendido en Almussafes tras conocer la decisión tomada por Ford en Colonia sobre el futuro de sus factorías en Europa, donde solo tendrán cabida aquellas que sean viables, mientras que el resto se verán abocadas al cierre o a drásticos recortes de plantilla.

A este respecto, el economista y socio dtor. de Scentia Alliance, Fernando Martínez, ha señalado en el programa Ciclo Empresarial que “nos enfrentamos a uno de los mayores retos de reconversión en la historia global del automóvil, porque la industria tiene muchas incertidumbres sobre el modelo que será viable para sus plantas de producción en los próximos años”.

Por este motivo, en relación con las declaraciones de Ximo Puig sobre el futuro de la planta valenciana en las que asegura que “no hay ninguna novedad que ponga en peligro su viabilidad” Martínez afirma que “es normal que se enciendan las alarmas tanto a nivel político, como social y laboral.”.

Y esto es – prosigue el economista – porque Almussafes representa un auténtico motor para las exportaciones industriales valencianas, y por tanto, una parte muy importante de nuestro PIB, así como el impulso del clúster del sector que ha creado en torno a su actividad”.

Sin embargo, para el consultor de Scentia Alliance “el problema no es solo una cuestión de la factoría valenciana ya que el automóvil se enfrenta a grandes retos en los próximos años como la abolición del diésel, la fabricación de híbridos o de los eléctricos, teniendo en cuenta que en éste último caso su producción a gran escala aún genera muchas dudas en el sector”.

Además, para Martínez “si a estos condicionantes le sumamos el aumento de aranceles en EE.UU para la entrada de flotas de vehículos, estaremos hablando de una gran restricción en las ventas de las fábricas comunitarias en el gigante americano, lo que repercutirá negativamente en el balance anual de las compañías automovilísticas”.

Por otra parte, para el consultor de Scentia Alliance “la encrucijada de Almussafes es dual, porque es una planta de fabricación tanto de motores como de vehículos, lo cual le obligaría a un reajuste mayor, y por tanto, le supondría un gran aumento de costes en caso de tener que adaptar su producción a todos los formatos de coches existentes en el mercado”.

  • PROGRAMA
    • Ciclo Empresarial
  • EMISIÓN
    • 10 de Octubre de 2018
  • DIRECCIÓN
    • José Luis Pichardo
  • CONTERTULIOS
    • Fernando Martínez, Socio Dtor. Scentia Alliance
    • Juan Carlos Galindo, Experto Prevención Blanqueo Capitales
    • Vicente Ibor, Socio Dtor. Ibor Company Abogados