La encuesta de NC Report para El Periodico de Aquí deja datos reveladores sobre la distribución de voto a les Corts Valencianes por cada circunscripción provincial

De Norte a Sur hay importantes diferencias, por provincias, en el sentido del voto. Los socialistas vencen en las tres provincias a costa de Podemos y Compromís y el PP resiste bien pese a la aparición de Vox. Para empezar el PP sufre la mayor sangría en la de València, dejándose casi 3 puntos, mientras que en Alicante y Castellón pierde un 0’1% y un 1’8% respectivamente.

La media de lo que consigue en el PSOE entre las tres se sitúa entre los 5’4% de Castellón y los 6’4% de València. Y aunque la subida es mayor que la de Vox, evidentemente, la de la formación de Santiago Abascal es la más significativa. Del 0 al 5% y subiendo. El partido que cuenta con José María Llanos Lázaro como candidato a la Generalitat, obtiene el mayor respaldo en Castellón con un 5’3%.

Quien sufre la mayor perdida es Podemos, ahora Unides Podem-Esquerra Unida. casi un 8% de descenso que se traduce en la pérdida de 5 escaños. Es en Alicante, circunscripción por la que Rubén Martínez Dalmau se presenta como candidato a la presidencia, donde la caída tiene su mayor impacto porcentual, un 8’9%.

Compromís, por su parte, no obtiene el mismo respaldo que en 2015, sobretodo por sus resultados en València, donde Mónica Oltra deja de tener el respaldo de casi un 5%.

Alicante

El PP pierde apenas un punto en Alicante lo que provoca que se deje un escaño con respecto a las eleciones de 2015, pasando de 11 a 10.

El PSOE, como es lógico, recaba más apoyo que en los anteriores comicios, pasando de los 9 sillones obtenidos hace cuatro años, con un porcentaje de votos de un 22’7% al 28’1% de esta encuesta. Con esos parámetros, aumenta su representatividad en dos escaños, quedándose en 11.

En esta provincia son Compromís y Unides Podem- Esquerra Unida quienes se pegan el gran batacazo. Mucho más los morados que no suman en su confluencia con el partido que dirige Rosa Pérez Garijo. Se dejan miles de votos, y eso se traduce en una bajada de casi 9 puntos y una repercusión real de dos escaños menos. Un batacazo. Martínez Dalmau no logra captar votos en su circunscripción.

En el caso de la formación “valencianonacionalista”, ésta deja de tener la confianza de 22.000 alicantinos y pasa de 5 a 3 representantes, un duro golpe para Compromís.

Por su parte, Ciudadanos que obtuvo 114.724 votos, un 14’1% y 5 escaños en las de mayo de 2015, se lleva una pequeña alegría, no tanto por el porcentaje. Sube un 2’2, pero sí en escaños, pues se traduce en un diputado más. Por los pelos.

Castellón

Vox arrasa, pero no tanto, en esta provincia. Obtiene, de los votos en la Comunitat Valenciana, el mayor número de votos, porque pasa del 0’3% de 2015 al 5’3 de esta encuesta de NC Report para El Periódico de Aquí, pero solo se lleva un diputado por culpa de la ley d’Hondt.

Un escaño que pierde su rival, el PP, que apenas pierde dos puntos, unos 7 mil votos y pasa de 8 a 7.
El PSPV-PSOE sí sube 4 puntos, en consonancia con lo que pasa en el conjunto del territorio valenciano, llevándose a Les Corts, dos representantes más que hace cuatro años.

La formación naranja, por su parte, se mantiene con el mismo número de diputados a pesar de aumentar ligeramente su porcentaje y número de apoyos.

Los que salen peor parados, una vez más, Unides Podem- EU y Compromís. la formación liderada aquí por el conseller Vicent Marzá dejará un escaño libre pasando de 4 a 3, y la confluencia, a pesar de ser castigado con un apoyo 7’7 puntos menor que en los anteriores comicios, pasa de 3 a 2.

València

Es en esta provincia es donde el PSPV-PSOE saca tajada de su buen momento. Pasa de 8 diputados a 11, en la lista que en València lidera Manolo Mata. Es decir, un 6’4% más. Claro, por defecto, el partido de Mónica Oltra y Unides Podem-EU, se dejan cinco asientos por el camino. Son 3 de Compromís y 2 los morados.

En el bloque de derechas, el PP ya no tiene la confianza de 42.541 personas, que se traduce en dos diputados menos. Ciudadanos sube de 5 a 7, con un aumento porcentual del 4’2% y la fuerza de VOX se plasma con 62.000 votos más, y dos escaños en el parlamento valenciano.