Solicita que bonifique las cuotas a la Seguridad Social de los agricultores afectados durante un año

 

El Partido Popular ha solicitado en el Congreso de los Diputados que determine y cuantifique el alcance real de los daños causados por los tornados que afectaron en julio a la comarca de la Ribera e incluya medidas como la condonación del pago del Impuestos de Bienes Inmuebles (IBI) de 2018 de las parcelas afectadas y de sus instalaciones, estableciendo la correspondiente compensación a los Ayuntamientos respectivos y establezca líneas de ayuda de hasta 15.000 euros en tres años, por cada empresa agraria.

Los diputados valencianos del PP en el Congreso Elena Bastidas y Juan Vicente Pérez, y el diputado autonómico José Ramón Calpe, mantuvieron esta semana una reunión de trabajo junto al presidente de la Acequia Real del Júcar, el vicepresidente de AVA-Asaja, el presidente de caqui España y el Presidente de la Cooperativa Alzicoop, para reclamar ayudas destinadas a paliar los daños producidos por las intensas tormentas de inicio de principios de julio en Valencia.

Así, se ha recordado que el pasado 1 de julio una intensa tormenta de pedrisco y viento provocó daños de “extraordinaria gravedad” en los cultivos de la comarca de La Ribera, afectando a una amplia franja de territorio de los términos municipales de Tous, Massalavés, Alberic, Benimuslem, L’Alcúdia, Carlet, Benimodo, Guadassuar, Alzira, Algemesí, Benicull, Albalat de la Ribera y Sueca, hasta llegar al mar.

Además, la tormenta dañó las cosechas de explotaciones de caqui, cítricos y otras producciones hortofrutícolas, afectando a unas 11.000 ó 15.000 hectáreas, con unas pérdidas económicas que oscilan entre 47 y 80 millones de euros. “El caqui es el cultivo que se ha llevado la peor parte en cuanto al nivel de afección en el propio fruto, daños acumulados a las heladas del mes de febrero y marzo. Así, los grados de afección, a la mandarina y la naranja, son muy variables, teniendo que realizar un seguimiento de cómo ha afectado al fruto, que se encuentra en un estado de crecimiento muy inicial”, han explicado.

 Respecto a la producción hortofrutícola, la superficie afectada fue menor, pero no menos significativa, dañando, 350 hectáreas de hortalizas y unas 100 hectáreas de frutales, sobre todo melón, sandía, tomates, aguacates y explotaciones de melocotón y nectarina que restaban por recolectar.

Por ello, el PP solicita al Gobierno que se realice un seguimiento de las indemnizaciones, del 100% del daño real, por el sistema de seguros agrarios, agilizando su pago y que se analice la posibilidad de declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil y que bonifique las cuotas a la Seguridad Social de los agricultores afectados durante un año.

Además, la propuesta propone préstamos con interés subvencionado para los productores y las cooperativas afectados, la exención del pago de las cuotas empresariales a la Seguridad Social de las cooperativas afectadas y que el Fondo de Garantía Salarial asuma el pago de las indemnizaciones en caso de que procedan por extinción de contratos de trabajo por causa de la disminución de las cosechas y reducción de las campañas.

En este sentido, el PP defiende que se permita la percepción de las prestaciones por desempleo para los trabajadores que vean extinguido su contrato de trabajo, aun cuando no reúnan los períodos previos de cotización exigibles.

Otra de las medidas propuestas es la activación de cualquier ayuda para situaciones no declaradas como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, acorde a las características y necesidades del acontecimiento y la cuantificación de los impactos sobre cada tipo de cultivo y superficie, para considerar la implantación de una reducción de los módulos del IRPF, para la declaración del próximo ejercicio fiscal, realizada en atención a la incidencia de circunstancias excepcionales que afecta a la rentabilidad de las explotaciones agrarias.

Por último el PP solicita a su vez ayudas de emergencia para la rehabilitación del Edificio del Gòtico Civil de la Finca Sinyent afectado en su estructura por el temporal, así como la moratoria de los préstamos ya concedidos relacionados con la actividad agropecuaria y una línea de financiación a interés 0, para la recuperación y puesta a punto de las explotaciones, así como ayudas al sobre coste que va a suponer incrementar el gasto de riego.

“Los cuantiosos daños económicos van a sufrirlos los titulares de las explotaciones, pero también las cooperativas comercializadoras, con gran implantación en la comarca, cuya cuenta de resultados se va a ver reducida por la disminución de la producción, lo que provocará una mayor incidencia de los costes fijos en los resultados del ejercicio y afectará a los puestos de trabajo”, han señalado.