El sindicato explica que el comité de empresa está realizando concentraciones todos los martes para reivindicar mejoras

El sindicato CSIF reclama una equiparación salarial de la plantilla y más seguridad para técnicos y operarios de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVHA), organismo que se ocupa de mantener el parque público de viviendas de la Comunidad Valenciana. La central sindical explica que el comité de empresa ha realizado una concentración hoy ante la sede del organismo en Valencia para pedir una equiparación salarial.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que después de años de recortes y congelación en nóminas, la empresa pública había lanzado una propuesta de equiparación salarial que luego el Consell anuló a finales del pasado año 2018.

El sindicato explica que desde 2013 los alrededor de 150 trabajadores del EVHA esperan un nuevo convenio colectivo. Estos profesionales han visto cómo la plantilla quedó reducida a un tercio de efectivos tras el ERE de 2012.

CSIF subraya que tampoco ha existido una reclasificación que favoreciera la promoción interna. Al mismo tiempo, la labor de estos profesionales no solamente no se reducía pese a la disminución de plantilla, sino que aumentaba con nuevos cometidos que se suman al mantenimiento de las alrededor de 14.000 viviendas que conforman el parque público.

La central indica que, en este contexto, el comité de empresa está convocando a lo largo del mes de marzo paros en señal de protesta para reivindicar mejoras salariales y equiparación, ya que en todas las categorías existen desigualdades en la nómina por desempeñar la misma labor.

Estos actos de protesta se llevan a cabo cada martes y jueves, a las diez, ante la sede de EHVA y los viernes ante Conselleria de Vivienda.

CSIF, por otro lado, también reclama más seguridad para técnicos y operarios de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl. La central sindical alerta de las amenazas que reciben en algunas visitas cuando advierten a usuarios de problemas de mantenimiento en viviendas.

Del mismo modo, también advierte de que ayer mismo tres personas entraron en la sede de la entidad en pleno centro de Valencia, que carece de vigilancia, y pintaron un grafiti. La central sindical recalca que la situación de inseguridad ya resulta insostenible.