Hace un año se desplomó sobre el patio de butacas parte del techo de la Sala Rodrigo después de varios incidentes

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha recordado que hace hoy hace justo un año se desplomaron 8 metros del techo de la Sala Rodrigo del Palau de la Música cayendo sobre el patio de butacas. “La suerte hizo que ocurriera de madrugara y no tuviéramos que lamentar ningún daño personal”, ha recordado.

“Un año después de este accidente, a día de hoy aún no conocemos cuándo empezarán las obras de la reforma del Palau de la Música, lo que evidencia la apatía y la falta de impulso del gobierno de Compromís y PSPV para reabrir la institución cultural más importante de la ciudad”, ha lamentando la portavoz.

El PP ha recordado que el equipo municipal tardó 6 meses en sacar la licitación de la redacción del proyecto, aún se está estudiando las ofertas para la redacción del proyecto, quedando aún valorar la parte económica, la adjudicación de la redacción del proyecto y después todavía queda el proceso para adjudicar la ejecución de las obras.

“Se perdió 6 meses en sacar la redacción del proyecto y sin la auditoria completa que exigió el PP y que fue aprobada por el pleno del ayuntamiento, algo que no entendemos ya que el edificio requería tras tantos incidentes una auditoría completa”, ha recordado.

Mañana en el Consejo de Administración del Palau de la Música , el PP solicitará que se informe del cronograma completo y concreto del equipo de municipal para reabrir el Palau de la Música, los planes para la reprogramación, la situación de los abonados y la situación del director cuyo nombramiento ha sido anulado por el TSJ.

“Son demasiados frentes abiertos y para afrontarlos el equipo de gobierno municipal debe abandonar la apatía y lentitud, volcarse al completo y agilizar todos los procedimientos para que el Palau reabra lo antes posible. La capital de la música no puede tener su templo cerrado, ha añadido Catalá.

El Grupo Municipal Popular ha recordado que los incidentes del Palau que culminaron con parte de la caída del techo del Palau son consecuencia de años de dejadez y falta de inversión del gobierno municipal. En los últimos tres años, el presupuesto para mantenimiento se disminuyó un 62%: en 2017 se presupuestaron 16.000 euros, en 2018 10.000 y en 2019, 6.000 euros.

“Cabe recordar que siete meses antes de la caída del techo de la Sala Rodrigo , el edificio ya dio señales de problemas y cayó parte del techo de la Salta Iturbi por filtraciones de agua y tampoco se arregló”, ha explicado la portavoz. En los presupuestos de este año, indica el PP, no hay una partida específica para reparar los daños del edificio clausurado y la destinada a reparaciones ha bajado un 99%.

Desde la formación popular señalan que “la lentitud del equipo municipal para reabrir el Palau cuyo presupuesto ha bajado este año un 7,5%, con el interés de Ribó de nombrar un nuevo alto cargo para comisionado del Valencia Music City con un sueldo de más de 66.000€. El PP recuerda que está a favor de este proyecto para que Valencia tenga el reconocimiento de la Unesco como ciudad de la música pero considera que el ayuntamiento tiene profesionales para llevar a cabo esta función y no tener que engordar así los altos cargos nombrados por Compromís y PSPV”.