“Pediremos a Pablo Casado, cuando sea Presidente del Gobierno, y a González Pons que tomen las medidas para la inmediata aplicación de la cláusula de salvaguarda y el control de las importaciones de cítricos”

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) defenderá en Europa los intereses del campo valenciano “tras el ninguneo al que ha sido sometido por parte de Ximo Puig y de Pedro Sánchez”.

Así lo ha afirmado hoy la presidenta del PPCV y candidata a la Generalitat, Isabel Bonig, quien ha señalado que el actual Consell del Botànic “no ha hecho ni una sola alegación a la PAC 2020 y ha dejado abandonados en Europa a los agricultores”. Bonig ha visitado unos campos de naranjos en la localidad valenciana de la Pobla de Vallbona junto al presidente del Partido Popular, Pablo Casado.

La presidenta del PPCV ha indicado que cuando gobierne impulsará una oficina de la Comunitat Valenciana en Bruselas “que sirva de interlocutor constante entre el sector citrícola y las instituciones europeas”. Asimismo, ha señalado que exigirá que se tengan en cuenta “las necesidades de la agricultura valenciana y los necesarios planes de reconversión tras la dejación del PSOE con la Política Agraria Común”.

“Le pediremos a Pablo Casado, cuando sea Presidente del Gobierno, y a Esteban González Pons como europarlamentario que tomen las medidas necesarias para la inmediata aplicación de la cláusula de salvaguarda y el control de las importaciones de cítricos”, ha añadido.

Asimismo, ha explicado que el PPCV propondrá que un puerto de la Comunitat Valenciana se convierta en la puerta de entrada de todas las importaciones de terceros países “para que garanticemos que las medidas fitosanitarias se aplican a los cítricos”.

Bonig ha señalado que el PPCV “considera el campo valenciano como elemento imprescindible y por ello hay que cuidarlo, protegerlo y ayudarlo”. Así, entre otras propuestas se incluyen la exención del IBI rústico, subvenciones y un compromiso presupuestario ante malas temporadas o plagas como Xylella.

También contempla ayudas de mínimos de 15.000 euros durante 3 años y la modificación del seguro agrario para incluir contingencias climatológicas y rentas mínimas que garanticen el futuro del campo ante situaciones complicadas.