Asegura haber detectado al menos 15 personas que le dieron su aval y que están al corriente del pago de su cuota con el partido, pero que a “Génova no le consta”

 

El candidato a la presidencia del PP, el valenciano José Luis Bayo, ha pedido en rueda de prensa a las puertas de la sede valenciana del PP que “se subsane el error administrativo” que ha provocado que el comité electoral, presidido por Luis de Grandes, no haya aceptado sus avales y, por tanto, no se acepte su candidatura a liderar el PP, y ha advertido que de no reconsiderarse la situación acudirá a los tribunales.

El candidato ha tenido que hacer la rueda de prensa en la calle porque no le han autorizado el uso de la sede de Valencia, ha pedido que se acepte su candidatura, “porque ya he perdido dos días de campaña”, y ha asegurado que, de no hacerlo, solicitará que se anule el proceso de elecciones hasta que se aclare la situación, al igual que no descarta acudir a la justicia si se le aparta de la carrera a presidir el partido.

Según ha  denunciado, se enteró de las supuestas irregularidades en sus avales “por la prensa” en lo  que considera “una filtración” desde Génova contra sus intereses, y ha exigido una investigación en profundidad de lo sucedido, por entender que algo está sucediendo en contra de sus intereses.

Bayo ha asegurado que las irregularidades de las que le acusan en sus avales son que algunos de los afiliados que le apoyan, e incluso él mismo, no están al corriente de pago de la cuota de inscripción. Sin embargo, ha asegurado que eso “es mentira” y ha demostrado esa falsedad con un documento bancario que acreditaría que abonó los 36 euros el pasado 18 de junio, “dentro del plazo para poder ser candidato”.

De igual manera, ha enseñado extractos bancarios de algunos de sus avalistas y un certificado del líder del partido en Castilla la Mancha que apunta que varios inscritos de allí pagaron sus cuotas en mano en la propia sede.

Así, ha explicado que ha detectado al menos 15 personas que le dieron su aval y que están al corriente del pago de su cuota con el partido, pero que a “Génova no le consta” y ha defendido que cuenta con las correspondientes “pruebas” de que sus avalistas han pagado y de que se están “vulnerando sus derechos fundamentales a poder concurrir libremente a ser candidato a presidente del PP”.

Según ha señalado, el pago de las cuotas llega primero a la dirección regional y esta “decide luego si comunica o no a Génova que están al corriente”, y ha añadido que algunos han pagado en metálico en la sede y a la dirección nacional “no le consta que haya sido así”.