Vergonya Sr. Presidente del Gobierno “interino”, vergüenza Sr. Sánchez, usted ha tardado en unos días, de reclamar urgente un nuevo sistema de financiación autonómico, a decir que aunque  tiene la intención de agotar la legislatura, dos años no es suficiente para corregir los defectos que el PSOE en 2009 instauró en la LOFCA y que durante años el Partido Popular no quiso reformar, a pesar de tener la mayoría absoluta necesaria para modificar esta Ley Orgánica, que especialmente a la Comunidad Valenciana asfixia con escasez de recursos para los derechos fundamentales básicos de los ciudadanos y que sin embargo, junto a Podemos, votaron a favor del “cuponazo”, es decir, privilegios en detrimento del resto de CC.AA., en menoscabo del principio de igualdad recogido en nuestra Carta Magna.

Las palabras de Sánchez contrastan con las exigencias de un Ximo Puig y Susana Diaz, ésta última reclamando 4.000 millones adicionales a la financiación andaluza, poniendo de relieve la  inutilidad de un gobierno transitorio, sin respaldo electoral ni parlamentario, que no será capaz de afrontar en su corta vida las reformas que este país necesita.

Los números que justifican la tesis de la infrafinanciación son el fruto de los trabajos de la Comisión de Expertos, el Comité Técnico del Ministerio de Hacienda, así como los numerosos informes  de probada solvencia como FEDEA que indican la brecha de financiación entre las comunidades forales (duplican recursos), así como las amplias diferencias entre las de régimen común en más de 35 puntos.

El jefe del Ejecutivo señaló esta semana en la sesión de control que hay que ser “ambiciosos” con la financiación autonómica, pero es incapaz de acometerla…, sinceramente Sr. Sánchez, yo me  conformaría con ser útil, para ambiciones ya nos ha demostrado su pacto con populistas e independentistas en la moción de censura, a cambio de peligrosos gestos inconstitucionales.

Hoy María Jesús Montero, Ministra de Hacienda y ex consejera de Andalucía, tendrá que masticarse sus propias exigencias, al igual que lo hará Vicent Soler, su homólogo en Valencia, también  miembro de un Partido Socialista de un Gobierno que deambula sin proyecto, retirando sus propias enmiendas en el Senado a la modificación de un Presupuesto con políticas naranjas de Ciudadanos al que se opusieron, hoy el Sr. Sánchez ha traicionado especialmente al pueblo valenciano, confío en que el votante advierta la cobardía e inutilidad del PSOE, la traición de esta “Vergonya” (vergüenza).

Vicente Ten