Así lo anunciaba la Ministra García Tejerina, el impulso de esa Estrategia Nacional que por primera vez aborda un Gobierno del Reino de España, desde una perspectiva transversal para afrontar los dos grandes retos que debemos afrontar como sociedad, la despoblación y el reto demográfico. Una amenaza que ha superado todas las líneas rojas de prevención y que necesita ya una acción contundente y decidida.

España cuenta con 3867 municipios, que ocupan el 47% de su territorio, donde sólo viven el 2’76% de su población. 1.286.679 personas, menos que la mitad de la ciudad de Madrid, pero con un índice de envejecimiento del 340%. Una situación extrema fruto del continuo flujo migratorio del campo a la ciudad. La falta de expectativas espolea esa diáspora, que no solo se da en España. También es un efecto que se está produciendo en el resto del mundo, con esa concentración poblacional en megaciudades que a lo largo de este siglo revolucionarán la gobernanza mundial. Un problema que se agrava en nuestro país, ya que es el único de toda la Unión Europa donde se concentra esa despoblación.

Un ecosistema rural en peligro que necesita de todos los recursos para hacer frente al desafío demográfico e impulsar un medio rural dinámico, moderno y con empleos de alto valor. En este sentido, el recientemente aprobado por el Gobierno “Plan para impulsar la transformación digital de la economía española”, repercutirá en el medio rural, para mejorar la competitividad, el crecimiento económico y los servicios y prestaciones sociales. Toda una revolución que supone una gran oportunidad en términos de mejora de calidad de vida y de oportunidades para que mujeres y jóvenes quieran vivir en el medio rural. Por ello se considera prioritario que la fibra óptica llegue a todos los lugares de España, ya que beneficiará la implantación de actividades económicas nuevas.

La conexión a Internet, eso que parece imprescindible en las zonas urbanas es toda una odisea en el mundo rural. Por eso es tan importante el Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación y el nuevo programa de ayudas directas para la contratación de servicios de banda ancha de alta velocidad, para personas, emprendedores, asociaciones o ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. Iniciativas que se unen al nuevo Plan de Territorios Inteligentes 2017-2020, que incluye la creación e impulso de “territorios rurales inteligentes”, para ayudar a los municipios a mejorar la prestación de servicios y también el rendimiento de sus sectores productivos a través de soluciones tecnológicas.

Un apoyo decisivo a las mujeres y jóvenes, sectores prioritarios para afrontar la despoblación, con las ayudas concedidas a Entidades Locales por valor de 100 millones de euros para la inserción laboral de jóvenes. Una Estrategia de Modernización y Diversificación Rural, con las mujeres y los jóvenes como eje central, cuyo objetivo fundamental es atenuar el marcado proceso de envejecimiento que están viviendo ciertas regiones de España.

Un compromiso firme y decidido del Partido Popular en todos los frentes, con el Pacto Nacional del Agua, el impulso a la Red Rural, el desarrollo de la Estrategia Nacional de Regadíos y su imprescindible Plan de Infraestructuras, o el Plan de Acción Forestal que prevé un eje de medidas de impulso a la gestión forestal como herramienta para la lucha también contra el despoblamiento y el abandono del medio rural.

Toda una revolución en marcha que debe aprovechar la tendencia positiva del sector agroalimentario que ha pasado a representar el 10% del PIB, cuando al comienzo de la Xª Legislatura suponía un 8%. También la producción de la rama agraria en 2017 alcanzó con record histórico con 49.192 millones de euros, mientras que las ventas netas de producto de la industria de la alimentación y bebidas ascendía a casi 100.000 millones de euros, ocupando a 362.955 personas. Datos a los que hay que sumar las cifras de las exportaciones que aumentaron un 60% con respecto a 2011, situándose por primera vez por encima de los 50.000 millones de euros anuales. Un incremento que también se ha apreciado en la renta agraria que ha subido in 28%, con un valor cercano a los 28.000 millones de euros.

Un esfuerzo compartido que pone en valor ese firme compromiso del Partido Popular con el mundo rural. Una oportunidad para seguir avanzando.

Juan Vicente Pérez Aras

Diputado Nacional
Grupo Parlamentario Popular