Hace unos días escribía que quizás los únicos y últimos Presupuestos Generales del Estado podrían ser los que Ciudadanos pactó con el Gobierno (2017 y 2018) con la exigencia de reducción de impuestos en beneficio de la clase media y trabajadora, cumpliendo objetivos de déficit y eliminando los recortes con las cuentas más sociales de una década.