Siguiendo el estilo de Rajoy, deja en manos de las comunidades autónomas la posibilidad de un acuerdo que cambie el actual sistema, pero anuncia mejoras en el mismo

 

La posibilidad de cerrar un nuevo sistema de financiación autonómico antes de mayo de 2019 es cada vez más remota por no decir imposible. Al menos, eso se desprende de las declaraciones realizadas este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la tradicional reunión con el Rey Felipe VI celebrada como todos los años en el Palacio de Marivent. Según explicó, “ser realistas” con los plazos, teniendo en cuenta que las elecciones autonómicas y municipales en muchas comunidades autónomas, como la valenciana, se celebrarán en nueve meses, por lo que entiende que “es complicado” que se produzca un acuerdo satisfactorio para todos.

Sánchez ha asegurado que “si las comunidades autónomas están dispuestas a llegar a un acuerdo, el Gobierno no será el que diga que no a ese acuerdo”, de manera que deja en manos ajenas, al estilo del anterior gobierno central, y de su antecesor, Mariano Rajoy, la posibilidad de un acuerdo antes de la cita electoral.

Así, ha recordado que, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el Gobierno ha planteado la creación de un grupo de trabajo “para hablar, evaluar y ver la posibilidad de llegar a un acuerdo de renovación” del sistema, “antes de las lecciones de mayo de 2019”.

No obstante, el jefe del ejecutivo se mostraba pesimista ante dicho acuerdo al asegurar que “prefiero centrar el debate sobre las mejoras que podemos hacer a partir del sistema de financiación autonómica existente, pero, si las comunidades autónomas están dispuestas a llegar a un acuerdo, el Gobierno no será el que diga que no”.

En este sentido, ha  añadido que, hasta que no haya nuevo sistema de financiación autonómica, el Gobierno “no se va a quedar parado”, ya que “vamos a mejorar las condiciones de financiación de todas y cada una de las comunidades autónomas“.

A este respecto, ha aprovechado para defender que la senda de estabilidad propuesta por el Gobierno “mejoraba mucho” la situación y “daba oxígeno” a las autonomías, con un total de 2.400 millones de euros. Por ello, ha deseado que en septiembre los grupos parlamentarios “que gobiernan en algunas autonomías y ayuntamientos” tengan esto en cuenta y “antepongan los intereses de los ciudadanos a los intereses partidarios“. Dicha senda de déficit fue rechazada en el Congreso al no conseguir el apoyo de Podemos, ERC y PDeCAT.

De igual manera, el jefe del ejecutivo ha destacado como logro de su gobierno la cohesión territorial y las reuniones mantenidas, hasta el momento, entre el presidente del Gobierno y los presidentes autonómicos y ha destacado la celebración, en estos dos meses, de más de 18 conferencias sectoriales que demuestran el compromiso del Gobierno con todas las Comunidades y Ayuntamientos.

Sostenibilidad económica

Sánchez también ha manifestado que su Gobierno tiene el reto de la sostenibilidad económica, medioambiental y territorial para tener un modelo que pueda adaptarse a los cambios de la demanda y anticipe escenarios de futuro con visión de largo plazo y con el objetivo de buscar la excelencia en un mercado enormemente competitivo. Persigue la cohesión social para crecer y fortalecer los cimientos del estado del bienestar y un proyecto de futuro del que se sienta parte el conjunto de la sociedad.

La política migratoria ha sido otro de los asuntos tratados con el Rey en este encuentro en el que el jefe del Ejecutivo le ha explicado la posición de su Gobierno basada en la solidaridad y responsabilidad en un año en el que se está produciendo un incremento de la presión migratoria en las costas españolas, en la llamada “Ruta Occidental”.

También, ha reconocido la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de los dispositivos de acogida en la costa del Estrecho. También se ha referido a la aprobación, el pasado viernes, de un Mando Operativo Único para coordinar mejor la respuesta a un fenómeno que tiene una dimensión global que no se soluciona desde una perspectiva nacional, sino europea.