El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no comparecerá finalmente ante el Senado para alegar contra la aplicación del artículo 155 mañana jueves como se había insinuado desde filas soberanistas a lo largo de esta mañana. Tampoco lo hará el viernes. Puigdemont presentará un documento con alegaciones contra la aplicación de este artículo de la Constitución.

Con esta decisión de renunciar a comparecer ante el Senado, el pleno del Parlament que estaba fijado para las 10 horas del jueves, pasa a las 16 horas dado que ya no tendrá que viajar a Madrid el president Puigdemont. El pleno que se llevará a cabo mañana será sobre ‘la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española en Catalunya y sus posibles efectos’.

Con este cambio horario, todo parece indicar que el pleno de mañana jueves servirá para que intervengan el president Puigdemont y los todos los grupos. A partir de ahí, se debería de abrir un plazo para presentar propuestas de resolución y estas se debatirían y votarían el viernes por la mañana.

Lo que si está claro es que la ANC ha convocado el viernes a la ciudadanía ante el Parlament a las 12 horas para celebrar “la llegada de la república“. Esto nos hace ver que, muy probablemente, JxSí y la CUP utilicen las propuestas de resolución para levantar la suspensión sobre la declaración de independencia que el propio Puigdemont dejó en suspenso hace dos semanas.