Contarán con ingresos por valor de 83,5 millones de euros y con gastos por valor de 81,2 millones, con el que se consigue un superávit de casi dos millones de euros para reducir la deuda

 

La alcaldesa de Gandía, Diana Morant, la regidora delegada de Políticas Económicas, Alícia Izquierdo, y el coordinador general de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, han comparecido para presentar los presupuestos municipales de 2018 que ha sido votados en el pleno municipal y que han realizado los miembros del gobierno formado por PSPV y Más Gandía.

Diana Morant ha recordado que “si bien los primeros presupuestos fueron los más difíciles de la historia de Gandía, los de 2017 fueron los de la generación de oportunidades y los de 2018 los hemos denominado los del renacimiento por la progresiva recuperación económica del consistorio y por lo tanto, la recuperación de las relaciones con los proveedores, las empresas y el resto de la ciudadanía”.

“El trabajo de un equipo de gobierno valiente ha sido el que ha producido el milagro económico de la ciudad. Llegamos para poner solución a los problemas de la ciudad con honestidad. El mérito es de todas las personas del gobierno y la ciudadanía que han hecho posible este renacimiento económico” declaró la alcaldesa.

En total, el presupuesto de 2018 contará con ingresos por valor de 83,5 millones de euros y con gastos por valor de 81,2 millones, con el que se consigue un superávit de 2,3 millones de euros que servirá para seguir reduciendo la deuda de la ciudad. En cuanto al pasado año, el presupuesto se reduce, puesto que no se tiene que hacer frente a sentencias judiciales que tuvieron que ser financiadas y pagados mediante el Fondo de Ordenación.

Se han acabado los pufos judiciales que heredamos de cuando Gandía estaba gobernada por el Partido Popular y podemos empezar este año a pagar la deuda a largo plazo. Los presupuestos que presentamos hoy son los del Renacimiento porque reflejan responsabilidad, la atención a las personas más necesitadas; y la credibilidad y rigor. Unos presupuestos de la honradez que, al fin y al cabo, mejoran la vida de nuestros vecinos y vecinas”.

Por su parte, la regidora de Políticas Económicas, Alícia Izquierdo, ha resaltado que, con estos presupuestos, legales, realistas y de gestión responsable, “se demuestra que los gobiernos de izquierdas plurales gestionamos mejor que la derecha. Y lo hacemos con hechos, no con titulares. Lo hemos demostrado después de 3 presupuestos donde nuestro sello han notado en las políticas”. Y ha puesto como ejemplo que por primera vez en la historia de la ciudad se prevé una partida de 200.000 euros para los presupuestos participativos. De hecho, el próximo lunes empiezan las votaciones.

Unos presupuestos que dan prioridad a las personas, con políticas sociales, educativas o verdes. Por primera vez hay una partida para políticas hacia la Niñez. Contemplan la Igualdad, la Diversidad… Además, todos los sectores de la sociedad y sus colectivos están contemplados, sin distinciones ni partidismo”.

Izquierdo también ha resaltado la partida de 100.000 euros para acabar de pagar la deuda con la Mancomunidad de Municipios de la Safor que permitirá iniciar las negociaciones para volver a formar parte del ente comarcal, del cual salió el gobierno anterior. “Porque no se entiende Gandía sin la comarca, ni la comarca sin su capitalidad”.

Finalmente, agradeció las administraciones superiores: Gobierno del Botánico, Diputación de Valencia, gobierno del Estado y la Unión Europea las ayudas económicas que permiten que, “con un presupuesto de 83 millones, saquemos adelante muchas más inversiones de las previstas, gracias a nuestros proyectos, que siempre están muy valorados”.

En su intervención, Salvador Gregori explicó que el gasto corriente se ha reducido en cerca de 6 millones de euros al haber liquidado las facturas extrapresupuestarias y cerca de 3 millones de euros de IPG. En cuanto a los intereses, el coordinador general de Economía y Hacienda ha destacado que “la partida se reduce un 24% al haber normalizado la situación con los bancos” y ha recordado que “el aumento de la deuda financiera se ha debido a sentencias judiciales que hemos tenido que cumplir por las malas gestiones del PP cómo ha sido el caso del parking del Prat y que nos han obligado a recurrir al Fondos de Ordenación”.

Finalmente, también se ha hecho referencia al capítulo de inversiones. A pesar de los límites que impone el Plan de Ajuste, la iniciativa inversora del Ayuntamiento no ha decaído y este año este capítulo suma 3,6 millones de euros. Un dinero que se destinará a mejorar infraestructuras viarias (rotonda del polígono Alcodar) y la movilidad (carriles-bici), adecuación de calles, mejoras significativas en las instalaciones deportivas municipales, mejora del patrimonio histórico (Morabit, Castillo de Bairén, Teatro Serrano…) y toda una serie de inversiones menores que favorecerán el bienestar de los ciudadanos de Gandía.