Quedará pendiente la programación de las obras en la parcela de 1.400 metros cuadrados ocupados hasta el pasado mes de abril por un concesionario de automóviles

 

El concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, acompañado por el director general de la Sociedad Parque Central, Salvador Martínez, ha realizado una visita al Parque Central en la que ha informado de que el 98% de los trabajos estará concluido a finales del mes de julio y quedará pendiente únicamente la parcela de 1.400 metros que hasta el pasado mes de abril todavía ocupaba un concesionario de automóviles. A partir de ese momento la apertura quedará a expensas de los preceptivos informes de los servicios municipales  previos a  la recepción de “un enorme Parque Central para toda la ciudad”.

Tras tener completado ese 98% de un parque cuya superficie urbanizada es de 110.000 metros cuadrados, de los que 80.000 corresponden a parque, “la apertura quedará condicionada a los informes preceptivos de los servicios municipales para su posterior recepción. En todo caso la previsión desde la Concejalía de Urbanismo y desde la Sociedad Parque Central  es programar a partir de septiembre una serie de visitas para los vecinos interesados y para las gente que quiera conocer cómo ha quedado este magnífico parque, independientemente de la recepción formal que se haga por parte del Ayuntamiento”.

Sarrià ha señalado que el desarrollo de los trabajo está siendo acorde “con la programación de obras que se hizo a principios de año con una ampliación del plazo para el suministro de determinados materiales que era imprescindible sustituir, y que supuso que se concediera una prórroga del plazo de obras a la UTE contratista que se fijó a finales del mes de julio”.

El 2% del ámbito del parque que quedará pendiente, y que supone una superficie de aproximadamente 1.400 metros cuadrados, “que en todo caso no compromete la apertura del Parque una vez recepcionado por los servicios municipales”, como ha puntualizado  Sarrià, son los terrenos que ocupaba un concesionario de automóviles. “Cuando se hizo la programación a principios de  año no estaba claro cuándo el juez nos iba a autorizar la ocupación e íbamos a tener la disponibilidad del suelo después de los pleitos que habíamos mantenido. Afortunadamente, a finales de abril se  produjo esa  autorización que nos permitió tomar posesión, y a partir de ahí estamos pendientes de que la UTE constructora nos facilite la programación para la terminación de esa parte mínima de parque, que se ejecutará en cuanto tengamos el plan de obra”.

El director general de la Sociedad Parque Central, Salvador Martínez,  ha explicado las intervenciones que ya se están llevando a cabo en esta parte ocupada hasta el 17 de abril por el concesionario de automóviles, “desde el mismo momento en que se produjo el pronunciamiento judicial y pudimos entrar a ver qué encontrábamos y empezar a realizar los primeros trabajos”. En esta parte del Parque Central está previsto ubicar un espacio de juego de arena para los más pequeños, una vez descontaminada, así como la entrada por la calle doctor Domagck. Martínez ha recordado que el Parque Central no contará con ninguna construcción que no estuviera ya anteriormente.

Además de las distintas naves destinadas a usos culturales, Universidad Popular, Fundación Deportiva Municipal, educación o servicios sociales, los muelles se destinarán a servicios del propio parque, servicios de la concejalía de Parques y Jardines o atención de los visitantes. Se ha insistido en que será un parque de ciudad, un parque central, “aunque el Govern de la Nau ha querido que tenga algunas dotaciones de barrio. Vamos a tener un enorme parque central para el disfrute de toda la ciudad. Obviamente quienes más lo disfrutarán serán quienes  están en su entorno, que son el barrio de Malilla y el de Russafa, pero hay que recordar que es un parque de ámbito de ciudad, para disfrute de todos los ciudadanos”, ha recordado el concejal Vicent Sarrià. Igualmente ha señalado que “se han introducido modificaciones en el ámbito de Malilla para garantizar la conectividad del parque con el barrio a través del viaducto. Incluso se ha incluido una zona de socialización de perros en una de las parcelas que posteriormente será urbanizable y formará parte de una de las dos edificaciones que desde Federico García Lorca abrirán el parque”.

Tanto Sarrià como Martínez se han referido a la zona no incluida en la superficie computable de Parque Central, y que está situada entre el límite de parque y el ferrocarril. Una zona reservada “para la importante parte que resta, y que es el Canal de Acceso y el soterramiento de las vías”. Se trata de un espacio necesario para que ADIF pueda llevar a cabo los trabajos necesarios para el soterramiento de las vías, la construcción del Canal de Acceso y la operación de remodelación ferroviaria.

También se ha informado en esta visita del sistema de cerramiento  del Parque Central, que permitirá que puedan coexistir diferentes horarios para la zona de parque propiamente dicha y para las distintas naves de uso público cultural, deportivo, educativo o social, que podrán permanecer abiertas cuando el resto del parque ya está cerrado al público.