El secretario autonómico tendrá funciones técnico-políticas y se convierte en el primer hombre de Compromís en un gobierno español

 

Un nuevo paso hacia la consecución del Corredor Mediterráneo y su inclusión en mapa transeuropeo de redes de transportes. Al menos, esa es la conclusión del anuncio efectuado por el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, tras reunirse con el president de la Generalitat, Ximo Puig, la conselleria de Vivienda, Infraestructuras y Transportes, María José Salvador, y el aún secretario autonómico de Obras Públicas, Josep Vicent Boira, que dejará este cargo para ser nombrado por el ente gestor de infraestructuras ferroviarias (ADIF) nuevo coordinador técnico del  Corredor Mediterráneo  del Gobierno de España, en sustitución del catalán, Juan Barrios, aunque con mayores responsabilidades políticas.

Según ha explicado Fulgencio, las responsabilidades de Boira no serán únicamente técnicas como sucedía en la actualidad, también tendrá un mayor perfil político, tal y como se comprometió el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hace una semana cuando se comprometió a que la Comunitat liderada el Corredor Mediterráneo tratándose además de una figura de Comisionado que tenga funciones ejecutivas, aun por decidir debido a la novedad de la misma, pero, también asumirá las funciones de Barrios.

De esta manera, se trata de crear una figura para dar mayor proyección al corredor y que irá más allá de una coordinación técnica de enlace de las obras, y que  tratará de situar la prioridad del corredor desde el punto de vista institucional, en cooperación permanente con el Gobierno de España y el resto de comunidades autónomas.

En este sentido, el jefe del Consell ha mostrado su “satisfacción” por la elección de Boira por entender que se “se sitúa a una persona valenciana, conocedora fundamentalmente de lo que es el Corredor Mediterráneo y de lo que son las políticas del arco mediterráneo“, y ha destacado el “cambio de talante” en la relación del Estado con las autonomías.

Puig ha destacado que la designación del aún secretario autonómico supone “un nuevo tiempo en la visión territorial de España más allá del tradicional centralismo demostrándose que no todo ocurre en Madrid”, por lo que ha pedido al ejecutivo central en esta línea,  pues, “estaría bien, que la toma de posesión se celebrara aquí”.

Además, ha asegurado que este nombramiento “ha sido ganado por el liderazgo social y empresarial de nuestros empresarios que son quienes más se han estado moviendo por conseguir que el Corredor Mediterráneo sea una realidad”.

Por su parte, el futuro coordinador del Corredor Mediterráneo,  Josep Vicent Boira, ha asegurado que mantendrá reuniones con todos los agentes y comunidades implicadas y que entre sus objetivos destaca la elaboración de un plan de trabajo anual, una hoja de ruta que incluirá un cronograma que hasta ahora no existía y que está siendo demandado por las autoridades europeas.

Un experto de Compromís sobre el Corredor

Boira es un perfecto conocedor de la situación del Corredor. No hay que olvidar, tal y como avanzamos esta misma semana, que presentó junto al gobierno aragonés a la Comisión Europea un informe de más de 33 páginas que recoge la información técnica y económica necesaria para justificar la pertinencia de incluir los sectores Sagunt-Zaragoza y Madrid-Valencia en los corredores de las redes transeuropeas de transporte.

Además, su designación, según distintas fuentes de Compromís consultadas por este diario, supondrá un nuevo paso en la coalición como partido de gobierno, pues, será el primer simpatizante que formará parte del Gobierno de España, ya que se trata de una responsabilidad política-técnica, según en el nuevo perfil que se quiere dotar al cargo.

Por ello, el puesto supone un paso más en la visualización de la formación nacionalista como un partido más amable ante la ciudadanía de cara a los próximos comicios autonómicos y locales, al verse como una formación pragmática a la hora de conseguir logros para la Comunitat. De hecho, en opinión de fuentes consultadas, su nombramiento ha obtenido el visto bueno de colectivos empresariales vinculados al Corredor Mediterráneo.

Boira ejercía como secretario autonómico de Obras Públicas, un cargo que ocupaba por designación de Compromís, y donde ahora la coalición valencianista deberá designar un nuevo secretario autonómico que deberá consensuar con la consellera socialista, María José Salvador.

En cuanto a la formación del nuevo comisionado, Josep Vicent Boira, es catedrático de Geografía Humana en la Universitat de València y profesor en el departamento de Geografía. Premio Extraordinario de Licenciatura en 1986 y Premio Extraordinario de Doctorado en 1992, ampliando estudios universitarios italianas y ha sido profesor visitante en la Universidad de Miami.

De igual manera, ha sido autor de diferentes libros relacionados con la realidad urbana de la ciudad de Valencia, ha colaborado con la Cámara de Comercio de Valencia y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), y cuenta con trabajos relacionados con el territorio y la economía valenciana y el eje mediterráneo.

También, pertenece a la Asociación de Geógrafos Españoles y ha sido miembro de la Association of American Geographers, asistiendo como ponente en los congresos de Los Angeles (2002), Filadelfia (2004), Chicago (2006), Boston (2008), Washington (2010) y Nueva York (2012). Ha formado parte del Jurado Europeo de los Premios a tesis doctorales del Comité de las Regiones (CdR) en Bruselas en 2006.

Conexión del Corredor con los ejes Atlántico-Cantábrico

Por otra parte, la comisaria Europea de Transporte, Violeta Bulc, ha aceptado estudiar la inclusión de la conexión del Corredor Mediterráneo con la fachada atlántica y cantábrica en el nuevo Reglamento CEF (Mecanismo Conectar Europa), a petición del ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Con el fin de abordar y llegar a un acuerdo al respecto, ambos han previsto la celebración de una próxima reunión entre los servicios técnicos del Ministerio de Fomento y de la comisaria de Transportes.

Al respecto, Puig ha explicado que, además de valorar la reformulación del mapa de las redes transeuropeas, se ha empezado a generar ya “un nuevo espacio de cooperación mas allá de la comisión mixta que se creará entre Generalitat y Ministerio de Fomento”.

Por ello, el president ha aplaudido la “nueva relación” con el Gobierno central, al tiempo que se ha mostrado “reconfortado” porque el nuevo ministerio promueva una política “ordenada y racional” en la planificación de las infraestructuras, además de “coincidente con lo que la Comunitat Valenciana demanda”.

Por su parte, el delegado de Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, ha mostrado el compromiso del Gobierno con el desarrollo de las infraestructuras valencianas, y ha asegurado que “se aprovechará al máximo el margen de maniobra” para acelerar la ejecución de las obras.