El nuevo símbolo tiene trazos más limpios y cambia la tipografía, destacando el color rojo

 

Adaptarse o morir a la comunicación del siglo XXI. Esa es la cuestión, y así se lo planteado el actual Consell del Botànic a la hora de diseñar el logotipo de la Generalitat aprovechando el 600 aniversario de la Generalitat. Un diseño, que ha sido obra de Dani Nebot y Nacho Lavernia, los mismos que realizaron hace 32 años la anterior marca. Según han explicado, el nuevo distintivo “dialoga con la estética y las formas de comunicación del presente y, a la vez, recoge el pasado de la Comunitat Valenciana”.

Así, lo ha explicado la directora general de Relaciones Informativas y Promoción Institucional, Marta Hortelano, que ha hecho de maestra de ceremonias de un acto, en el que los protagonistas han sido los diseñadores, y el mundo del diseño y la comunicación, que ha contado con la presentación de los tres portavoces del Botànic en Les Corts: Antonio Estañ (Podem), Fran Ferri (Compromís) y Manuel Mata (PSPV), junto a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Los diseñadores han señalado que se trata de un distintivo renovado, pero “sin cambios radicales”, manteniéndose los símbolos de la Generalitat, como son el escudo, el yelmo y el dragón con alas, pero con unos  trazos más limpios, con una estructura diferente y con menos detalles en los elementos. Además,  se ha modernizado la tipografía, cambiando la fuente y el color que a pasa del negro al rojo,  buscando los más adecuadas para la comunicación online.

El proyecto de renovación, según fuentes de nuestros compañeros de Mediterráneo Press, es una cuestión en la que se lleva trabajando algunos meses desde el departamento de Comunicación, aunque se había mantenido en secreto, y se ha esperado a la conmemoración de los 600 años del nacimiento de la institución, para su presentación.

Según los autores, con la actualización que se ha presentado, se simplifica el símbolo nacido en 1984, que constaba de 22 elementos gráficos transformándolo en uno de 8 elementos: “interpretamos con un dibujo de 2018 un texto del siglo XV“, recordando  el origen del símbolo: la heráldica de Pere IV el Cerimoniós, del que nace la imagen que representa al Gobierno de los valencianos.

De esta manera, en el nuevo símbolo se reconoce el emblema de las instituciones valencianas, pero vemos también su transformación, su adaptación a los nuevos tiempos; no podemos imaginar una tarea más importante para todos nosotros: poner esta institución a la altura del siglo XXI, a la altura de un futuro prometedor, a la altura que merecen todos los valencianos y valencianas.

Durante la presentación, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado también el prestigio y la trayectoria de Dani Nebot y Nacho Lavernia, ambos Premio Nacional de Diseño, y ha extendido su agradecimiento a “todas las personas que, desde el diseño, la ilustración, el dibujo y el cartelismo han llevado el nombre de la Comunitat Valenciana por todo el mundo”.

Habéis sido unos embajadores magníficos precisamente durante unos años en los que nuestra imagen ha estado muy necesitada de autoestima“, ha subrayado Puig, quien ha recordado que la Comunitat ha sido “tierra de artistas gráficos extraordinarios” “De Josep Renau a Javier Mariscal, de Gregorio Muñoz a la actual explosión de artistas y profesionales”, los y las profesionales de este campo “han colocado el diseño valenciano entre los más potentes de España“, ha recordado.