Reafirma sus  acusaciones en las declaraciones  obtenidas de Ricardo Costa  y Álvaro Pérez ‘El Bigotes’ durante otro de los juicios, lo que Camps califica acusaciones sin fundamento

 

La fiscalía anticorrupción ha pedido la reapertura de una de las piezas del caso Gürtel contra el ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Según ha avanzado la Cadena SER, se adopta en base a las declaraciones de dos principales implicados en la trama, el ex secretario general del PP-CV, Ricardo Costa, y el hombre de la trama en Valencia, Álvaro Pérez ‘El Bigotes’, apuntando al ex dirigente popular durante el juicio celebrado por la trama valenciana de la red de corrupción, a cambio de reducir su pena en la causa ya sentenciada.

En el escrito presentado ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal para que devuelva la causa conocida como Valencia 5, pendiente de fijar fecha de juicio, al Juzgado Central de Instrucción número 5, que dirige el magistrado José de la Mata. En dicha pieza separada de Gürtel se investigan supuestas adjudicaciones irregulares por parte de diversas consellerias y sociedades públicas valencianas.

En concreto, se pretende volver a investigar a la vista de las acusaciones de Costa y del Bigotes una adjudicación con fecha de 30 de diciembre de 2008 por parte del Consell, presidido en esos momentos por Camps, por un posible delito de prevaricación que no estaría prescrito porque no han transcurrido todavía los diez años de plazo. Así, indagaría en las indicaciones que la entonces directora de Promoción Institucional de la Generalitat, Dora Ibars, acusada por estos hechos, recibió de sus superiores para adjudicar la contratación en los términos en los que lo hizo, dado que su puesto de trabajo dependía directamente de Presidencia.

Acusaciones sin fundamento

El ex president de la Generalitat, Francisco Camps, no ha dudado en contestar a la petición de la fiscalía anticorrupción, y asegura  que si finalmente es imputado, lo será  en “especulaciones sin fundamento“.

Camps, en un comunicado de prensa, ha afirmado que si la Audiencia Nacional decide imputarle “sería una imputación más sin una prueba fehaciente, sin un indicio solido, basándose en especulaciones sin fundamento”.

Según explica el ex president, pudo haberle preguntado durante la vista ya juzgada, donde compareció como testigo, por todo “jurando decir verdad”, algo que como investigado “siempre he hecho”, si bien el fiscal no le preguntó a pesar de que ya se habían realizado las declaraciones de Costa y ‘El Bigote’, por lo que “no puede apelar a desconocimiento de las mismas”, e incluso “podría haber instado deducción de testimonio de particulares, y tampoco lo hizo”.

Camps indica que la prevaricación y la malversación “tienen que definirse en su concreto objeto y cantidad” y ha insistido en “volver a negar éste y otros ilícitos, sería necesario señalar qué contrato público fue adjudicado irregularmente por él o qué contrato obligó a adjudicar, a quién, por qué se adjudicó ilícitamente, a qué montante exacto asciende la malversación y a quién benefició”.

De igual manera, recuerda que al inicio de la causa de los trajes Anticorrupción insistió al TSJCV para que uniese a aquella causa más actos delictivos, estos mismos y otros, y el TSJCV se negó constantemente ante la inexistencia de indicios, según obra en autos.

Además, señala que “ha habido instrucciones en diversos juzgados y causas y en ninguna de ellas ha aparecido mi nombre, pese a que la fiscalía ha preguntado por él “a investigados y testigos”.  También recuerda que el 26 de mayo de 2009, y “con la Fiscalía Anticorrupción presente, el TSJCV llamó de manera urgente” a 37 altos cargos de su gobierno como testigos “y nadie dijo haber recibido” instrucción alguna por su parte sobre contratos “nunca”.

Por último, Camps destaca en el comunicado que su patrimonio es “exactamente el mismo que antes de ser presidente”, y que es “el primer acusado de corrupción al que la Fiscalía o la judicatura nunca ha pedido su estado patrimonial, de cuentas o sus movimientos”.

Vicente Cotino y Costa, citados a declarar

Por otra parte, el juez del caso Bárcenas, José de la Mata, ha citado como investigado para el 24 de julio al empresario Vicente Cotino, sobrino del exdirector de la Policía y ex presidente de Les Corts, Juan Cotino, e imputado en el caso Erial, por el que está en prisión el ex ministro Eduardo Zaplana.

De igual manera, ha citado además para ese día como testigo al ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, que en el juicio por la trama valenciana de Gürtel admitió el cobro de comisiones de empresarios para la financiación ilegal del partido.

El juez ha acordado estas citaciones en un auto a petición de la acusación que ejerce Izquierda Unida en el caso Bárcenas y que en mayo pasado pidió una nueva batería de diligencias, a muchas de las cuáles no ha accedido el juez. Entre ellas que se reclame el vídeo y la transcripción de las declaraciones que prestó Cotino en el juicio a la rama valenciana de Gürtel y documentación de los acuerdos que alcanzó junto a otros 8 empresarios acusados de sufragar al PP valenciano.