“La propuesta de Podemos de establecer una moratoria a la ampliación de la V-21 no hay por donde cogerla y no cabe otra reacción por parte de la Generalitat y del Ayuntamiento que rechazarla porque es negativa para Valencia”

 

El portavoz del Grupo Popular, Eusebio Monzó, ha considerado como “inconcebible y anormal” que un partido con responsabilidad de gobierno en el Ayuntamiento de Valencia rechace una inversión de 30 millones de euros diseñada con el objetivo prioritario de incrementar la seguridad vial y la fluidez en uno de los accesos con más tráfico de la ciudad. 

Podemos quiere abiertamente paralizar la ampliación de la V-21 como esta mañana han manifestado sus principales dirigentes autonómicos y municipales. Y ante ese desafío, ¿qué piensa hacer el alcalde Ribó y la portavoz del PSPV, Sandra Gómez,? ¿hacer oídos sordos,? ¿ignorar esta pretensión de los podemitas,? ¿o finalmente van a aceptar esta propuesta descabellada y negativa para Valencia?, se ha preguntado Monzó.

El portavoz popular ha valorado como “un despropósito” que se pida una moratoria de la ampliación cuando mañana se abren las plicas definitivas para adjudicar las obras. “No hay ninguna razón para parar este proyecto, porque por encima de todo debe prevalecer el interés general de los valencianos, y en este caso está muy clara la necesidad de que se amplíe esta infraestructura y que se haga asegurando, tal y como esta previsto, la menor afección posible para la huerta.”

Monzó ha recordado que “desde el Grupo Popular hemos pedido en el Pleno, a través de una Moción, que sin paralizar la ampliación se ajuste el proyecto al máximo para que la afección a la huerta sea la mínima, pero por supuesto sin renunciar a que se ejecute la obra como pretende Podemos.”

Además ha recordado también que el alcalde Ribó y sus socios del tripartito han aprobado la recalificación de más de 600.000m2 de huerta en la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística –PGOU -. “Están en contra de la ampliación de la V-21 que afectará a 40.000 m2 de huerta, pero por otro lado impulsan un PGOU que prevé la urbanización de más de 600.000m2 en La Punta y Benimàmet. Esto no tiene otros nombres nada más que: incoherencia y cinismo,” ha declarado.

Eusebio Monzó ha reiterado que la ampliación de la V-21 implica una inversión de casi 30 millones de euros “que durante los últimos años ha sido reivindicada y apoyada por todos los partidos políticos,” y ha resaltado que de no ejecutarse esta inversión, de acuerdo con la señalado por la Cámara de Contratista, “tendría un impacto laboral con pérdida de 420 empleos directos y otros 60 indirectos.”