La coalición pide al Gobierno sensibilidad con las competencias y derecho civil valenciano de la autonomía

 

Los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, han reclamado al Gobierno que desista en los recursos de inconstitucionalidad planteados contra la Ley 2/2017, de 3 de febrero, por la función social de la vivienda de la Comunitat Valenciana y la Ley 3/2017, de 3 de febrero, para paliar y reducir la pobreza energética (electricidad, agua y gas), así como de la ley de Régimen Económico Matrimonial Valenciano, que permite la aplicación del Derecho Civil Valenciano.

El Consejo de Ministros aprobó un Acuerdo sobre el desistimiento del recurso de inconstitucionalidad contra varios artículos de la Ley de universalización de la asistencia sanitaria catalana tras la recuperación de este derecho por la vía de un Real Decreto-Ley, lo que ha hecho desaparecer la conflictividad de esta norma catalana.

En una respuesta del Gobierno a una pregunta del portavoz de Compromís y senador territorial, Carles Mulet, el Gobierno le informa de que la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 80/2018, de 5 de julio, ha resuelto el Recurso de Inconstitucionalidad número 5425-2017 interpuesto en relación con diversos preceptos de la Ley 2/2017, de 3 de febrero, levantando la suspensión de la ley de la Función Social de la Vivienda de la Comunitat Valenciana y que “no se descarta que tras el debido análisis jurídico y técnico pudiera alcanzarse un acuerdo sobre el Recurso a la Ley para paliar y reducir la Pobreza Energética, en línea con el objetivo ya manifestado por el Gobierno de reducir la conflictividad constitucional entre el Estado y las Comunidades Autónomas”.

Para Mulet “no solo es necesario reducir la conflictividad del Estado con la voluntad emanada de los parlamentos autonómicos, sino que debe favorecerse, avalarse y colaborar para introducir avances de gestión, mejoras sociales y nuevas formas de gobierno que beneficien a los ciudadanos. Mantenemos que si el Gobierno estatal no tiene voluntad de proteger el derecho a la vivienda, al menos que deje actuar a los gobiernos que sí la tienen, como el valenciano con una ley ejemplar con las personas”.

Recuperar el Derecho Civil valenciano

El senador ha insistido además en la idoneidad que el nuevo Gobierno sea propicio a escuchar a les Corts Valencianes y profesionales y permitirle desarrollar, conservar y adaptar el derecho propio como lo ha hecho a lo largo de la historia.

Según Mulet, “el Gobierno debe restablecer la competencia sobre el derecho privado para los valencianos y equipararnos al resto de pueblos españoles no castellanos (navarros, catalanes, vascos, baleares y aragoneses) y acabar con la injusta discriminación que supusieron las sentencias de inconstitucionalidad de la Ley de Régimen Económico Matrimonial Valenciano y la Ley de Uniones de Hecho y las que puedan venir”.

El representante territorial ha recordado que “en el Gobierno del Botànic e incluso existe el práctico consenso en esta materia” y que los votos de Compromís “van en la línea de un gobierno de progreso, más sensible con las realidades históricas, que apueste por la colaboración y la recuperación de nuestro derecho, ya que la posición del Gobierno central ha seguido enrocada en la deslealtad, lo que ha generado agravios y problemas como tenir que realizar capitulaciones matrimoniales, solicitar custodias compartidas y otros ejercicios por esta persecución a la carta en nuestro caso”, ha concluido.