Destacó la contribución de la CEV para consolidar una organización empresarial “moderna y estable”

El president de la Generalitat, Ximo Puig, situó ayer el “diálogo social”, junto a “la honradez y la estabilidad”, como claves en la creación de un escenario “en el que las empresas puedan desarrollar todo su potencial” desde la Comunitat Valenciana, por lo que expresó su voluntad de ubicarlo como pieza fundamental en la legislatura que ahora comienza.

Puig se pronunció así durante la clausura de la Asamblea General de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), donde aseguró que, gracias al empuje del empresariado, se ha logrado mejorar la reputación de la Comunitat y situarla como la autonomía que más ha crecido en el sector industrial.

El jefe del Consell afirmó también que las exportaciones valencianas se han incrementado hasta alcanzar un récord de más de 30.000 millones de euros en 2018, aunque ha matizado que estas mejoras se han producido “sin tener los recursos públicos necesarios” debido a una infrafinanciación “clave en las aportaciones públicas y el desarrollo de la Comunitat”.

“Hemos perdido muchísimos millones de euros durante mucho tiempo y ello ha provocado que nuestras empresas sean menos productivas y haya mayores dificultades para la cohesión social”, prosiguió Puig, quien recordó, no obstante, que en el memorándum que el Gobierno de España ha enviado esta semana a la Unión Europea “ya figura como compromiso claro la reforma del modelo de financiación”.

El jefe del Consell señaló que este es un compromiso que garantiza la estabilidad económica, social y política necesaria para que el sistema de financiación autonómico “sea sostenible”, ya que, tal y como defendió, “en estos momentos existe un déficit de alrededor de 16.000 millones de euros”.

El president, en este sentido, argumentó que el territorio valenciano necesita “financiación adecuada” y “un horizonte común”, ya que se trabaja “no solo para la próxima legislatura, sino para las próximas generaciones”, y mantuvo que las posibilidades de la Comunitat “son enormes”.

Puig destacó también el esfuerzo de la CEV para consolidar una organización empresarial “más representativa, moderna y estable” en el territorio valenciano, así como también para formalizar “un nuevo contrato de los empresarios con la sociedad”.