Asimismo acusa al alcalde Joan Ribó de rechazar el devolver las ayudas al Banco de Alimentos

El Grupo Municipal VOX ha exigido, en el pleno del a, el cese del concejal Pere Fuset por utilizar dinero público para llevar a cabo una encuesta, realizada durante las Fallas de 2017 y declarada ilegal por la Audiencia Nacional, con la que pretendía obtener información personal de los valencianos sobre su ideología política y sus creencias religiosas.

La petición de cese de Fuset viene motivada por la moción defendida por Pepe Gosálbez, portavoz de VOX, para reprobar al alcalde Joan Ribó por permitir la encuesta: “No contempló usar el dinero de todos para mejorar la vida de los valencianos, sino que lo usó para fines ilícitos y reprobables, incumpliendo la Ley de Protección de Datos, para preguntar sobre lo que nunca se pregunta: política y religión. Se gasto 21.000 € en ideología y sectarismo y no se ha disculpado ni reconocido el error. Debe ser cesado”.

Confundir Valencia con Venezuela

El concejal de VOX ha cargado contra el alcalde de Valencia y le ha acusado de “confundir Valencia con Venezuela” y “defender una ilegalidad con su posicionamiento”. Gosálbez ha señalado también al Partido Socialista por negarse a reprobar al alcalde: “Desmárquense o quedarán igual de señalados que lo están Ribó y Compromís”.

Ribó se niega a devolver las ayudas al Banco de Alimentos

Durante el pleno, VOX ha defendido otra moción para la recuperación de las ayudas para el Banco de Alimentos, después de que el ayuntamiento les retirara la subvención y el local en el que trabajaban. En su intervención, el edil de VOX ha elogiado la labor social que han desarrollado sin la cooperación del propio Ayuntamiento: “Han repartido más de 1,5 millones de kg, más 100.000 familias atendidas, más de 50 mil menús repartidos y aún quedan 800 familias por atender”.

Gosálbez ha pedido al consistorio que recupere “las ayudas, en aportación económica y en cesión de local, para que puedan llegar a muchas más personas”. Tanto Compromís como el PSOE se han negado y el concejal ha recriminado su decisión: “No podemos dejar a nadie atrás, VOX no se va a olvidar de los que están en las colas del hambre y que Ribó ha abandonado quitándoles las ayudas y dejándolos atrás”.

Defensa del Medio Ambiente a través del sector primario

Por su parte, el concejal de VOX, Vicente Montañez, ha afirmado que la “recuperación verde” pasa por la defensa del sector primario: “Nosotros estamos realmente preocupados porque somos el partido que defiende a ultranza a los pescadores y a nuestro entorno rural”.

En este sentido, Vicente Montañez ha mostrado su rechazo a la moción del concejal Sergi Campillo, de Compromís, que pretendía la adhesión al Manifiesto para una Alianza Europea para la Recuperación Verde, porque “han ocultado la lapidación, sin cortesía, de nuestro sector primario bajo una cortina de ‘ecoprogresía’. Pretenden utilizar como excusa la pandemia cuando no tienen nada que ver los 40 mil muertos con la agenda 2030 ni con planteamientos ideológicos”.

Ante los calificativos de “ultraderecha” proferidos por el concejal de Compromís, el edil de VOX ha recalcado “la incoherencia del Gobierno” en su defensa del medio ambiente: “Me da igual que me llame extrema derecha, porque nuestro partido es de extrema necesidad. Pero si hablamos de su gestión verde primero deberían mirar lo que han hecho asfaltando toda la plaza del Ayuntamiento, la plaga de ratas, las basuras fuera de los contenedores, el aumento de contaminación de la calle Colón, su abandono de los agricultores a raíz de la CV-500 o el de los pescadores con su nefasta gestión de la Albufera”.