Si finalmente es reconocida como tal, será recompensada con un millón de euros que tendrán que ser reinvertidos en políticas de innovación

El ayuntamiento presentará la candidatura para que València sea reconocida como Capital Europea de la Innovación. La Junta de Gobierno ha acordado hoy participar en esta iniciativa, impulsada por la Comisión Europea con el nombre de “iCapitalAward”, “para reconocer a las ciudades europeas que desarrollan ecosistemas de innovación para abordar los desafíos públicos actuales y mejorar la vida de su ciudadanía”, tal como ha informado hoy el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo.

Este reconocimiento, que además a comporta un premio de 1 millón de euros para los ganadores, que tienen que reinvertirse en políticas de innovación, y de 100.000 euros para las 5 ciudades finalistas, se sumaría al de València Capital del Diseño. El proyecto para optar a este galardón lo desarrollará el Servicio de Innovación junto con un equipo transversal formado con las personas responsables de la Oficina de Proyectos Europeos, de la Oficina de Ciudad inteligente, y de las fundaciones de Las NAVES y València Activa.

Campillo ha manifestado que el hecho que València sea reconocida como Capital Europea de la Innovación “ampliará nuestra proyección a Europa así como de nuestra iniciativa innovadora, aumentando el atractivo de la ciudad para la llegada de inversiones, talento y recursos” y “resaltaría la apuesta de València por la innovación”. “De hecho –ha argumentado- es la única ciudad europea que ha aprobado “las misiones” que es una estrategia europea de innovación con acciones catalogadas para fomentar la innovación en ámbitos muy diversos, desde el ámbito social al ambiental o el económico”.

Por otra parte, la Junta de Gobierno también ha dado luz verde al proyecto denominado “Corredor Verd-Blau Grown Green” “que consiste en la investigación y el desarrollo de soluciones basadas en la naturaleza para fortalecer la sostenibilidad urbana frente a los desafíos del cambio climático y avanzar en una València más verde y sostenible, que se adapte mejor al clima, mejoro la calidad de vida de sus habitantes, mejoro la calidad del aire, la gestión eficiente del agua y minimizo el efecto de isla de calor”