La puesta en escena ha sido ante más de un centenar de responsables turísticos de Latinoamérica su modelo de Destino Turístico Inteligente, las herramientas para su implantación y la estrategia que sigue.

La intención principal es que el modelo valenciano sirva como prueba para certificar la trasformación digital de países de Ámerica del Sur y Caribe. Este modelo DTI-CV es exportable, por la tipología de sus herramientas como por la relación establecida entre las diferentes administraciones competentes en turismo y con el sector privado.

La jornada organizada por la división de turismo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su sede central ha sido dirigida a potenciar la evolución de esos destinos hacia la inteligencia turística, ha informado la Generalitat.

DTI-CV es un proyecto desarrollado por el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur) que tiene entre sus herramientas el autodiagnóstico, el cuadro de mando de redes sociales y el monitor de reputación online. El coordinador del proyecto, David Giner, ha sido en encargado de dar a conocer la estrategia de implantación de los destinos turísticos inteligentes en el territorio valenciano y su evolución.

Giner ha querido remarcar la importancia de que los destinos de Latinoamérica evolucionen hacia un horizonte basado en nuevas herramientas, un paso hacia delante que les permitirá tomar decisiones centradas en la realidad de los destinos, en la información y en los datos que se produce en cada fase del viaje y en el ámbito de gestión.

Asimismo, ha presentado algunos proyectos pioneros de la Comunitat Valenciana, como el SIT de València ciudad, el proyecto DataLab de la Universidad Miguel Hernández, el HOSBEC Data Center o la gestión del wifi en playas de Benidorm.