Casado se lleva a Madrid al presidente de la Diputación de Alicante, y deja en manos de Bonig y su equipo el futuro de la dirección regional

El presidente del PP, Pablo Casado, ha decidido reforzar su candidatura a las elecciones generales con personas de su estricta confianza. Así, en la Comunitat Valenciana los cartelese electorales del PP-CV al congreso de los diputados, estarán integrados por el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, por Alicante, Belén Hoyo, por Valencia, y el ex alcalde de Vall d’Uxò, Oscar Clavell, por Castellón.

El movimiento más significativo es el de César Sánchez, que ya anunció que no aspiraba a revalidar la Alcaldía de Calpe, pero sí que se reservaría un puesto en la lista local para intentar repetir como presidente de la corporación provincial, al tiempo que pretendía ocupar escaño en Les Corts para tratar de aspirar en un futuro a la dirección regional, en el caso de que los populares no consiguieran recuperar el gobierno autonómico en las próximas elecciones autonómicas.

De esta manera, la decisión de Casado libera la lista autonómica por Alicante, que encabezará el presidente del partido en Alicante, José Ciscar, evitándose un un problema de liderazgo, tanto con la dirección provincial y la regional. Además, garantiza el control del partido por parte de la actual dirección regional, dirigida por Isabel Bonig y Eva Ortiz, que se quedan sin alternativas en el caso de un revés electoral del 28 de abril.