El decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana ha intervenido en la ‘Taula d’ Actualitat’ para analizar la situación del sector en la autonomía valenciana

Salvador Puigdengolas ha sido el protagonista matinal en la ‘Taula d’Actualitat’ que dirige Paco Lloret en la sintonía de CV Radio. El decano del COIICV ha repasado los retos que tiene por delante la industria valenciana, la comunicación con la Generalitat, ha puesto en valor la capacidad productiva y tecnológica que tienen las empresas de la autonomía y una autocrítica para que este sector tenga un mayor impacto en el PIB y que se aproveche de ello la sociedad.

En primera instancia, Puigdengolas ha destacado la puesta en marcha por parte de la la COIICV de “un hub industrial dónde estamos poniéndonos en contacto con empresas y profesionales de nuestro sector en la Comunitat que pueden aportar producto de alta calidad, técnica y tecnológica a disposición de la administración y principalmente a los ciudadanos valencianos”. En este sentido, apunta el decano que están “sorprendidos” de importar productos de China,”de bajo valor y de dudosa fiabilidad cuando aquí tenemos empresas mucho mejores desde el aspecto técnico y tecnológico”. Es por ello que insta a las instituciones púbicas de “apostar ponerlo en valor”.

Salvador apunta que el problema principal es que hay empresas valencianas que se desconocen entre sí y no saben lo que están haciendo. Por esta causa, pone en valor el trabajo de aglutinamiento que realiza COIICV “para que entre ellas se conozcan, vean que las actividades que están desarrollando son sinergiales y que puedan ayudarse entre ellas”. Así mismo acuña un nuevo término, la “Coompetencia”, una competencia colaborativa que ayuda “a conocernos, colaborar entre nosotros para llegar mucho más lejos”.

El decano apunta que la administración tiene un papel clave y que tiene “que ser consciente de apostar por el tejido empresarial valenciano, por los profesionales de la Comunitat y darle la oportunidad de poder adquirir lo que son sus productos y servicios”. En la opinión de Puigdengolas, se generará “empleo estable y de calidad en la Comunitat Valenciana y se quedarán los pagos de los impuestos de todas estas empresas con lo que revertirá en la parte social y en la sanitaria para dar servicio a nuestra sociedad”.

Apuesta por que “la industrialización tiene que ser uno de los principales estandartes que tenga todo gobierno autonómico”. Afirma que siente “envidia sana” de las políticas industriales del gobierno vasco que repercuten en un 23% de su PIB destacando que “los niveles salariales son mucho más altos, la calidad del empleo es mucho mejor y es estable”. Mientras que en la Comunitat Valenciana “estamos abocados a un sector servicios y comercio dónde aproximadamente aglutina al 80% de las empresas de la autonomía. Cuando además, en la Comunitat Valenciana hay un 99’99 % de pymes, que significa que están sujetas a los vaivenes de las crisis socioeconómicas y en este caso de la sanitaria”.

Para que la industria valenciana pueda asemejarse a la del País Vasco insta a ayudarla a “coger el tejido empresarial valenciano, conocerlo y saber que es lo que hacen, como lo hacen y ayudar a desarrollarlo”. “En vez de seguir trayendo aviones de China”- comenta Salvador Puigdengolas- hay que apostar por un barrido empresarial, establecer sectores estrátegicos (tecnológico, industrial, sanitario…) saber que empresas tienen capacidad para comenzar a producir y atraernósla. Conseguir esa flexibilidad, y esa capacidad de producción para dar respuesta a las necesidades de la sociedad y de la administración. Apostar por nuestros empresarios y profesionales.”

Las palabras del decano del COIICV dejan ver que las relaciones con la administración valenciana podrían ser mejores, en esta vertiente confirma que han estado “hablando con dos consellerias y con Ximo Puig para poder poner en valor lo que es nuestra industria, tejido empresarial y profesional”. Pero también afirma que están “a la espera de que nos puedan oír”  y remarca que le gustaría que” la comunicación fuese mucho más ágil, directo y que principalmente conociesen el tejido empresarial de la Comunidad Valenciana”.

¿Cuál es el retrato de la industria de la Comunidad Valenciana en el año 2020?

Salvador Puigdengolas destaca que la industria valenciana tiene “un alto grado de tecnificación, de capacidad y de actitud”. Ahora mismo, “la innovación que hay en la Comunitat está muy por encima de lo que pueden ser otras regiones como por ejemplo Cataluña. Nuestras empresas están muy cualificadas técnicamente y tecnológicamente muy desarrolladas. En el sector de la cerámica, estamos compitiendo a nivel mundial con el resto de empresas que están en el sector. Y en Alicante tres cuartas partes de lo mismo. Tenemos que ser capaces de poner en valor y como mínimo que tenga un peso en el PIB de la Comunitat. Si avanza la industria lo haremos como sociedad.”

Para que la industria regional sea más fuerte y se convierta en un modelo a seguir, Puigdengolas detalla que el camino que hay que seguir pasa por “la innovación, la exportación junto con la competitividad y la retención del talento. “La internacionalización de bienes y servicios por parte de la industria se está dando, el problema está en la internacionalización de las empresas, no tenemos presencia física. Lo que estamos haciendo es vender producto, no estar presente en ese mercado”, comenta el decano.

Por último, en modo de autocrítica afirma que “las principales limitaciones es que no nos lo creemos.  Lo tenemos y hay que ponerlo en valor. Si fuésemos americanos, haríamos películas de los grandes empresarios que tenemos en la Comunitat y que son ejemplos a nivel nacional e internacional” y al hilo, continúa diciendo “que tenemos que tener esa capacidad relacional para que entre ellos se conozcan y no vayan a buscar productos fuera cuando lo tienen aquí”.

Puede escuchar la entrevista completa haciendo click aquí