Catalá advierte que “estamos a menos de dos meses para que finalice el plazo marcado por la UE para que el ayuntamiento tuviera ejecutado y certificado el 30% de los proyectos EDUSI del Cabanyal, pero a día de hoy tan solo está en marcha un escaso 2% del total”

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha manifestado que pese a que en el Pleno del mes de julio aprobó una inyección económica de 1.040.000€ para los proyectos EDUSI, mediante la sexta modificación del presupuesto, “salvar los 15 millones de euros de fondos EDUSI para el rehabilitar el Cabanyal va a ser muy difícil”.

Catalá ha recordado que si a fecha 31 de diciembre de 2019 los proyectos EDUSI no cuentan con un 30% de certificación del total de las obras proyectadas, la Unión Europea podría retirar las ayudas. “El riesgo de que se pierdan una parte de los 15 millones de ayudas para el Cabanyal es muy grande porque ahora mismo solo se ha ejecutado un escaso 2% de las inversiones previstas”.

La portavoz popular ha calificado de “desastre la gestión de los EDUSI” y ha exigido responsabilidades políticas al alcalde Joan Ribó “por haber llegado a esta situación límite en que podrían llegar a perderse más las ayudas europeas para el Cabanyal.” Además, ha recordado que a finales del mes de julio el ministerio de Hacienda remitió una carta al Ayuntamiento en la que advertía seriamente del riesgo que corrían las ayudas para el Cabanyal por el bajísimo cumplimiento de la ejecución del presupuesto.

Asimismo, la Oficina de Ayuda Técnica para los Proyectos Europeos advirtió también, hace cinco meses, de que difícilmente podrá acreditarse el 30% de ejecución y certificación de los proyectos a final de año, “porque el plazo ni siquiera hay un cronograma de ejecución que se pueda acreditar”.

El Grupo Popular ya denunció que “Valencia está 10 puntos por debajo de la media en España de los planes EDUSI, debido a que en 2 años y medio sólo han sido capaces de ejecutar apenas 500.000 euros, por lo que no es creíble, o prácticamente imposible, que en menos de 2 meses sean capaces de invertir 8,5 millones de euros para llegar al 30% de ejecución.

Por último, Catalá ha lamentado que “la paralización y desidia del gobierno municipal de Compromís y PSPV esté provocando que el barrio siga degradándose y que se vayan a perder ayudas económicas de la Unión Europea que son fundamentales”.