También se ha aprobado la concertación de un préstamo de refinanciación de la EMT, así como la congelación de sus tarifas para el próximo ejercicio.

“Hoy aprobamos el presupuesto más alto de la historia del Ayuntamiento. Son los presupuestos de los servicios a la ciudadanía (parques, limpieza, transporte público…), de las políticas sociales para familias, jóvenes y mayores, y del apoyo al empleo y al emprendimiento”.

“Este presupuesto es fruto de la gestión eficiente y eficaz, que nos ha permitido reducir la deuda a la mitad del máximo histórico al que llegó con el PP. Así hemos salido del agujero económico y del Plan de Ajuste, y continuaremos, como con el saneamiento de la EMT para 2019”, ha asegurado el alcalde de València, Joan Ribó.

Durante la celebración del Pleno Municipal, ha quedado aprobado de forma definitiva, tras las pertinentes alegaciones, el Presupuesto General para el año 2019, de 849,2 millones de euros, y el Presupuesto Consolidado, que asciende hasta los 942,6 millones de euros, cifra que incluye las cuentas de Organismos Autónomos y Empresas Municipales.

Según ha explicado Joan Ribó, “los presupuestos tienen una función redistributiva entre los que tienen más y los que tienen menos, por lo que, reducir el presupuesto, como pide la oposición, es una política egoísta de los que tienen mucho”.

Además, el alcalde ha argumentado que estos presupuestos “están basados en un planteamiento riguroso, ya que los milagros no existen”. Asimismo, ha manifestado su rechazo a la posición del Grupo Municipal Ciudadanos sobre la reforma del Estatut d’Autonomia, en referencia al capítulo de percibir inversiones estatales proporcionales a la población valenciana. “He visto pocas actitudes más antivalencianas que esta”, ha aseverado.

“Las alegaciones presentadas por los partidos de la oposición han sido desestimadas, ya que no tienen base consistente en arreglo a lo que establece la ley», ha argumentado el concejal de Hacienda, Ramón Vilar. También ha asegurado que las alegaciones presentadas por el Grupo Municipal Ciudadanos “están hechas a peso y sin cuantificar, y que corresponden al infantilismo, en materia presupuestaria, de unos criterios totalmente aleatorios y que carecen de ningún sentido”.

El concejal del Grupo Municipal Popular, Eusebio Monzó, ha criticado los presupuestos presentados por el equipo de gobierno local, por el «incumplimiento de las promesas electorales en materia de transparencia, presupuestos participativos, inversiones, bonificación de impuestos, así como por la falta de ejecución de diferentes proyectos urbanísticos».

Eusebió Monzó, ha recalcado, en cuanto a la partida de impuestos, que «las personas pertenecientes a las rentas más altas paguen a través del IRPF, y no a través del IBI, ya que en este sentido ya lo hacen a través del valor catastral». También, ha valorado la actuación del gobierno local como «una discriminación y no como una redistribución».

 El concejal del Grupo Municipal Ciudadanos, Fernando Giner, ha asegurado que sus alegaciones al presupuesto se centran en «el reto demográfico que tiene la ciudad» y en «la necesidad de bajar los impuestos». «Nuestras alegaciones van encaminadas en solucionar vuestras deficiencias, ya que a su gestión le falta gestión y le sobra ideología», ha argumentado Fernando Giner, en referencia a la exposición de sus alegaciones sobre el presupuesto para el próximo ejercicio.

El concejal también le ha recordado al alcalde que «ha desaprovechado 120 millones de euros que tiene a mano» y le ha pedido que «ejecute los 107 millones presupuestados en sus cuentas».

Asimismo, el Pleno Municipal también ha autorizado a la Empresa Municipal de Transporte (EMT) la concertación de un préstamo de 6,55 millones de euros, para refinanciar otro crédito de la misma cantidad pendiente. Por otra parte, también se ha acordado la congelación, por segundo año consecutivo, del precio de los diferentes servicios de transporte urbano de la EMT.

Por otro lado, se ha acordado modificar definitivamente el Plan General de  Ordenación Urbana con motivo de las obras de la calle Doctor Buen de Benimàmet. Entre estas remodelaciones se encuentra una mejora de la conexión con la rotonda de Burjassot, y el reacondicionamiento de las cuevas sobre las que se asienta.

Estas cuevas han sido responsables de hundimientos y desniveles en una parte de la calle y se han agravado durante los periodos de lluvia. «Ha sido este Gobierno el que ha actuado frente al hundimiento de las cuevas de la zona y como se prometió a los vecinos, se ha redactado este proyecto alternativo», ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià.