Augura que “los próximos años pueden ser buenos si en España somos capaces de hacer una política económica seria”

 

Confianza en sus previsiones. Al menos, esa es la opinión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha anunciado que “si hacemos las cosas bien, podemos romper nuestro propio pronóstico” y “llegar a un crecimiento mayor”. En su  opinión, “España también puede superar la previsión de creación de empleo en 2018, fijada en 475.000 personas más trabajando a finales de año”, y ha recordado que eso fue lo que ocurrió en los tres ejercicios anteriores, en los que “la sociedad fue capaz de crear más de 500.000 nuevos empleos”.

Rajoy ha realizado estas declaraciones tras visitar en Pontevedra las obras de la A-57, en el tramo Vilaboa-Ermid. Durante su intervención, ha resaltado que tanto “la evolución de los acontecimientos” como “las previsiones de los demás” han permitido subir al 2,7% la previsión de crecimiento económico para este año”.

En este sentido, ha anunciado que “los próximos años pueden ser buenos si en España somos capaces de hacer una política económica seria y de seguir creciendo y creando empleo”. Según ha agregado, en estos momentos tenemos “una gran oportunidad” de superar la crisis porque “también están creciendo otros países de nuestro entorno” y porque “el sector exportador está siendo muy dinámico”.

Según ha explicado, España puede “aspirar” a alcanzar el “círculo virtuoso” de mantener la creación de empleo para aumentar la recaudación de las administraciones públicas y poder “construir más infraestructuras” para que “la economía a su vez genere crecimiento”.

De igual manera,  ha recordado que “las partidas de pensiones, sanidad y educación” constituyen “más del 50% de todo el gasto público conjunto de todas las administraciones españolas”. Según ha explicado, “todo ese gasto” importa porque “los destinatarios” son “las personas” y porque afecta, “y mucho”, a sus vidas.

Rajoy ha explicado que ello ha sido posible por la mejora de la economía “que ha permitido hacer algunas cosas que no se pudieron hacer en los momentos de mayor dificultad”. Así, “hemos podido subir el salario mínimo tras un acuerdo con los sindicatos”: el 4% en 2018, el 5% en 2019 y el 10% en 2020. También se ha referido al incremento del salario de los empleados públicos pactado con las centrales sindicales y que se plasmará en los próximos tres años.

En cuanto a las pensiones, el presidente ha subrayado que las mínimas subirán este año el 3%. Ha recordado también que mejorarán las pensiones de viudedad y que se aprobarán “algunos ajustes en el IRPF para que las personas que reciban una pensión entre 12.000 y 18.000 euros al año paguen algo menos”.