• El portavoz de Economía recuerda que en los últimos cuatro años Puig “ha ejecutado recortes por valor de 6.000 millones de euros” y hasta final de año habrá más
  • “Los recortes acabarán afectando a sanidad, educación y políticas sociales, como ya pasó en 2016, cuando también se decía que estas partidas no se iban a tocar”
  • “El problema de las cuentas valencianas es que Puig ha decretado que primero es su gobierno y después los valencianos”

 

El portavoz de Economía del Grupo Popular en Les Corts, Rubén Ibáñez, ha afirmado hoy que Ximo Puig “se ha convertido en un President recortador de derechos para los valencianos”.

Ibáñez se ha pronunciado así sobre la previsión de recortes en la Generalitat “que son consecuencia de la nefasta gestión económica de Puig y el hinchazón presupuestario que cada año comete el Botànic”. El portavoz de Economía ha subrayado que en los últimos cuatro años el Consell de Puig “ha ejecutado recortes por valor de 6.000 millones de euros, que afectan a los derechos de los valencianos, y ahora se anuncian nuevos recortes, que rondarán los 1.500 millones y que al final afectarán a sanidad, políticas sociales y educación, porque son esas partidas las mismas que ya se recortaron en 2016 y también decían entonces que no se iban a tocar”.

Ibáñez ha insistido en la necesidad de que el President Puig “dé la cara” y comparezca en les Corts para explicar qué recortes va a hacer. Ayer mismo el GPP registró una petición de convocatoria de Diputación Permanente a tal efecto. “Puig debe también asumir su responsabilidad, porque estos recortes son producto de las cuentas ficticias que cada año nos presenta”, ha indicado. Asimismo, ha pedido al jefe del Consell “que se plante ante Pedro Sánchez y le pida el dinero que los valencianos necesitamos”.

Para el diputado popular, “no es lógico que Puig siga hinchando la Administración valenciana con más altos cargos y asesores al tiempo que habla de recortes que afectarán a los derechos y servicios de los valencianos”. “Los gobiernos de PSPV, Compromís y Podemos se confirman como los del  enchufismo y de recortes. Las cuentas de la Generalitat tiemblan por la mala gestión económica de Puig, pero él sigue presentando presupuestos ficticios que año tras año dan la razón a las advertencias que le hacemos desde el Partido Popular y acaba asumiendo recortes. Sin olvidar los 2.500 millones de euros que el Botànic acumula de facturas en el cajón y una larga lista de impagos y problemas en colegios, hospitales o dependencia”.

Rubén Ibáñez ha afirmado que el problema de las cuentas valencianas “es que Puig ha decretado que primero es su gobierno y después los valencianos”.