El titular del juzgado de Instrucción número 18 también ha procesado los promotores del evento, mientras que señala al Ayuntamiento de Valencia como responsable civil subsidiario. 

El juez del caso abierto por la muerte de un trabajador durante la construcción de una grada en los Viveros para los conciertos de la Feria de Julio de 2017 ha procesado al concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, por un delito de homicidio causado por imprudencia grave y otro de prevaricación, según fuentes cercanas al caso.

El titular del juzgado de Instrucción número 18 también ha procesado los promotores del evento, mientras que señala al Ayuntamiento de Valencia como responsable civil subsidiario. El trabajador, que cayó de más de tres metros de altura mientras participaba en el montaje de unas gradas con capacidad para casi mil personas para la edición de 2017 de la Feria de Julio, tenía 47 años, estaba casado y con dos hijas.
Fuset declaró como imputado en este caso el pasado mes de enero y defendió que actuó conforme a los informes de los técnicos del ayuntamiento y firmó lo que estos le dijeron. El grupo del Partido Popular de València ha pedido la dimisión de Fuset por tratarse de una situación ‘insostenible’.