Espera que, tras la reunión entre Puig y Montero, “se garantize el derecho de los ciudadanos, y que transfiera lo más pronto posible esos 730 millones”

 

La situación de falta del gobierno en España empieza a pasar factura a las comunidades autónomas y a los ciudadanos. Al menos, eso se desprende de lo explicado por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del ejecutivo valenciano. Según ha explicado, es necesario que un “balón de oxígeno” que garantice la suficiencia financiera de las comunidades autónomas, al haberse paralizado por parte del Ministerio de Hacienda las transferencias a cuenta a las autonomías para hacer frente a los servicios que se prestan a los ciudadanos.

De esta manera, Oltra se ha referido a la crisis de tesorería que sufre la Generalitat, al igual que el resto de autonomías perjudicadas por el actual sistema de financiación, por el bloqueo de las entregas a cuenta del Gobierno Español. Así, ha explicado que “necesitamos urgentemente una balón de oxígeno”, en referencia a los 730 millones de euros que corresponden a entregas a cuenta de la financiación autonómica y entregas pendientes del IVA que la administración valenciana urge recibir, y que la administración central no ha aportado, perjudicando a los servicios básicos que se prestan a los ciudadanos.

En este sentido, según ha explicado, esta situación debe cambiar tras la reunión que el próximo martes mantenga en Madrid  el president de la Generalitat, Ximo Puig, con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero,  donde espera que se otorgue ese “balón de oxígeno” que impida agravar una situación que ya afecta a servicios básicos de la sociedad valenciana. De hecho, ha advertido que si no se da una respuesta por parte del ejecutivo central,  desde el Consell se tendrán que revisar los ajustes por el bloqueo de las entregas a cuenta de la financiación autonómica, pero ha advertido que “no serán recortes, ni ir hacia atrás, sino no avanzar en todo lo previsto” en la reconstrucción que está realizando el Botànic.

De hecho, desde el ejecutivo se está abordando cómo realizar dicho ajuste, por parte de las distintas fuerzas que integran el Botànic, y según han podido averiguar nuestros compañeros de Mediterráneo Press, éste será proporcional a todos los departamentos, tratando de centrarse en los gastos corrientes, así como en las inversiones, que se relentizarían.

Por este motivo, Oltra ha asegurado que no sabe exactamente en qué fecha el Consell aprobará el ajuste de gasto. Será en el momento en que la propuesta “esté madura”, ya que se trata de un “gobierno de coalición”, caracterizado por saber “escuchar, dialogar y encontrar puntos de equilibrio, también en esta cuestión, motivada por la falta de Gobierno en España y la falta de entrega de créditos por 730 millones de euros”.

De igual manera, según ha señalado la vicepresidenta, “ante un problema cuyo diagnóstico compartimos, hay diferentes miradas sobre cómo abordarlo. Una de ellas es reivindicar ante el Gobierno de España que garantice la suficiencia financiera de las comunidades, que en definitiva es garantizar el derecho de los ciudadanos, y que transfiera lo más pronto posible esos 730 millones”, y ha recordado que “los recortes era lo que se hacía antes”, en referencia a los recortes realizado por el Consell, presidido por Alberto Fabra, y ahora lo que se tiene que hacer es “contener el gasto, que no es menguarlo”.

Para Oltra estos ajustes son consecuencia de la insuficiencia financiera provocado por un sistema de financiación “injusto para la Comunitat Valenciana”. En su opinión, ”todos sabemos que estas aportaciones no será suficientes, sino que solo servirán para respirar un poco. Hasta que no tengamos un nuevo modelo de financiación siempre estaremos cojeando en esta comunidad, porque somos la peor financiada de España, y mientras no se tape la herida tendremos que pasar con transfusiones”.

Respecto a la reunión con  la ministra María Jesús Montero, ha explicado que ”nosotros iremos a proponer soluciones, tanto para los valencianos como para el resto de autonomías”, pero, ha advertido que espera que “ya que se nos reconoce el maltrato singular que sufrimos, también se busquen soluciones singulares por parte del Gobierno de España”. A su juicio, “el Gobierno ha de entender que no se puede dar un tratamiento igualitario a las exigencias de esfuerzo cuando no hay equidad en el reparto e fondos, y nosotros somos muy didácticos a la hora de explicar las cosas”.

Preguntada por la posibilidad de que no haya un Gobierno y se convoquen nuevas elecciones, Oltra ha asegurado que “no me lo he planteado. No tengo ni ánimo ni espíritu para imaginar nuevas elecciones. Igual es que estoy en la semana posvacacional y me duele hasta verbalizarlo, ya lo pensaremos”.

Nuevos nombramientos

Por otra parte, durante la reunión del pleno del Consell de esta semana, se ha avanzado en los nombramientos pendientes, entre ellos, los de María Muñoz Blanco como directora general para la Lucha contra la Brecha Digital, dependiente de la Secretaría Autonómica de Innovación y Transformación Digital, y de Javier Oliver Villarroya como director general de la Agència Valenciana d’Avaluació i Prospectiva (AVAP), ambos dependientes de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

De igual manera, en la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha nombrado a Ana Hernández Recuenco como nueva directora general de Diversidad Funcional y Salud Mental, mientras que en la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad se ha nombrado a la ingeniera de Caminos, Canales y Puertos, Roser Obrer Marco, como directora general de Obras Públicas, Transportes y Movilidad Sostenible.