Estas han sido unas elecciones con un regreso de los votantes al bipartidismo, hay un hartazgo de las viejas políticas, pero a la hora de depositar el voto los españoles se han refugiado en más de lo mismo y no logramos salir de la bipolaridad de las políticas. Además, la llamada al voto útil del “No pasarán” ha hecho que los ciudadanos voten una vez más lo menos malo, porque lo primero es que no gane “el de enfrente”.

Pasadas las elecciones municipales y autonómicas del domingo es momento de hacer balance. Contigo Somos Democracia nació hace un año con clara vocación nacional y en este tiempo hemos logrado una implantación que pocos auguraban entonces.

35.039 votos el pasado domingo, y representantes en ayuntamientos de muchas provincias de la geografía española, desde Málaga, Sevilla, Toledo, Valencia, Alicante, Salamanca, Burgos, Guadalajara, León o A Coruña. La marca Contigo ha empezado a extenderse con un proyecto de centro, coherente, municipalista y centrado en superar el bipartidismo.

Porque, que no se engañe nadie, después de las elecciones de abril y de mayo una cosa ha quedado clara. Los que llegaron para cambiar cosas no querían un nuevo modelo político de partidos en España, querían más bipartidismo pero por sustitución. Ciudadanos aún opta a sustituir al PP, no a superarlo, y Podemos ya piensa en como recoger los rescoldos y repartirse lo poco que les queda después de pensar que podrían sustituir al PSOE.

Tenemos enormes retos por delante. Y no confío en que los grandes partidos sepan afrontarlos ni tengan ningún interés en solucionarlo pues esta situación de bipolaridad es su razón de que sigan existiendo. Hablo del imprescindible pacto de Estado sobre, Sanidad, Educación Politica Territorial, Pensiones, financiación autonómica, donde de verdad se establezca unos pilares fuertes y justos, sin pactos secretos y a escondidas donde el voto de una decena de nacionalistas valga más que el de millones españoles.

Es más necesaria que nunca una revisión de la financiación municipal. Los ayuntamientos cada vez asumen más competencias, son la administración más cercana al ciudadano y su capacidad financiera no puede depender de las autonomías y del Estado. Una situación que hay que revertir con un gran pacto. La pregunta es si el bipartidismo querrá afrontarlo y, por desgracia, no soy optimista.

Ni unos ni otros quieren superar este sistema bipartidista cainita, con una ley electoral hecha a medida de los dos grandes partidos, que engorda sin miramientos y vergonzosamente a los partidos nacionalistas y que penaliza a los partidos nacionales más modestos.

Tenemos por delante cuatro años de más de lo mismo. De un quítate tú para que me ponga yo. Ninguno quiere un sistema de representación más justo, para superar la política de hace cuatro décadas.

En Contigo hemos hecho una campaña limpia, centrada en las demandas ciudadanas. Y lo hemos hecho contra viento y marea, así que aprovecho para dar las gracias a los medios públicos y privados que han estado al servicio de la voz de sus amos, gracias por no ser medios de información plural e imparcial.

Se abre una etapa en la que la presencia en las instituciones de Contigo va a demostrar que somos un partido en el que confiar, que se puede construir proyectos municipalistas para hacer buena política, la única que nos merecemos los españoles.

 

José Enrique Aguar

Presidente Estatal de Contigo