La diputada defiende que “los exmandatarios no pasen a ocupar un cargo ni en el CES ni en el CJC” porque “hay que despolitizar estas entidades”

PSPV y PP se han aliado para mantener todos los privilegios de los expresidentes”. Así se ha pronunciado la diputada de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes María José García respecto a la propuesta para modificar la ley de estatuto de los expresidentes de la Generalitat Valenciana que se ha debatido hoy en la comisión de Coordinación en la Cámara.

En este sentido, la parlamentaria se ha mostrado en contra de que, “cuando abandonen su puesto de presidente, pasen a ocupar un cargo en el Consell Jurídic Consultiu (CJC) o en el Consejo Económico Social (CES)”. “Creemos que ambos órganos deben estar completamente despolitizados y formados por perfiles profesionales y especializados en diferentes áreas”, ha añadido.

“No obstante, sí reconocemos la relevancia social y protocolaria que tiene la figura de un expresidente, y entendemos que supone un agravio comparativo los tres años de incompatibilidad a los que están obligados cuando dejan su cargo político”, ha apuntado la diputada, que ha propuesto que “los expresidentes reciban una indemnización durante ese período”.

Igualmente, Cs no se ha opuesto a que los expresidentes, durante el desempeño de alguna función representativa, puedan hacer uso de fondos públicos como coche oficial. “Eso sí, estos gastos deben estar justificados y controlados”, ha concluido.