La candidata popular ha demandado al alcalde Ribó que se responsabilice directamente de la negociación con los sindicatos y el comité de empresa de la EMT “porque está demostrado que con Grezi alcanzar un acuerdo es casi imposible”.

La candidata del Partido Popular, Mª José Català, ha responsabilizado al alcalde Joan Ribó y al concejal Giuseppe Grezzi de los problemas que han sufrido hoy los usuarios de la EMT por los paros en las líneas ante la falta de un acuerdo laboral.

“La política errática del tripartito ha colapsado la ciudad y no ha ofrecido alternativas a los valencianos”, ha asegurado, al tiempo que ha añadido que “si los ciudadanos no pueden ir en coche, no pueden ir con la EMT, no pueden tampoco con el Metro por la continuas huelga de FGV, no sé cómo pretenden Ribó y Grezzi que vayan a sus trabajos, o es que quiere que vuelen o que se queden en casa”.

Català ha achacado a la “pésima gestión de la EMT” del tripartito la situación vivida por los usuarios de la EMT. “Muchos de ellos habrán llegado tarde a sus trabajos o a dejar a sus hijos en los colegios porque Ribó y Grezzi llevan dos años sin ser capaces de resolver el convenio de la empresa”.

En los últimos años, “la EMT ha empeorado la calidad de su servicio, con retrasos en muchas de sus líneas y con un servicio insuficiente en barrios en los que, sin consultarlo con los vecinos, han cambiado las paradas y los trayectos”, ha señalado.

El empeoramiento en el servicio de la EMT, ha destacado Català, “es como consecuencia de las decisiones radicales e improvisadas adoptadas por el acalde en materia de movilidad”, y ha lamentado además que la ciudad esté también sufriendo las consecuencias de una huelga de Metro “que la Generalitat tampoco acabe de resolver”.

Incrementar y mejorar la calidad del transporte público en Valencia, ha afirmado, “será una de mis prioridades y obligaciones más destacadas si soy elegida Alcaldesa”. Por ello, ha considerado esencial “contar con un servicio de EMT eficaz y de calidad, totalmente adaptado, y que cuente con una planificación clara, tanto desde el punto de vista laboral como de su financiación, para que su funcionamiento no se paralice en hora punta como ha sucedido esta mañana”.

Para Català, “si queremos que la ciudades modernas sean una referencia en la conservación del medio ambiente y si queremos que su actividad comercial y económica sea el motor de sus áreas metropolitanas, los responsables de las empresas públicas han de garantizar en todo momento el correcto funcionamiento de los servicios de transporte público”.

La candidata popular ha demandado al alcalde Ribó que se responsabilice directamente de la negociación con los sindicatos y el comité de la EMT “porque está demostrado que con Grezi alcanzar un acuerdo es casi imposible”.