Las eurodiputadas socialistas Inmaculada Rodriguez-Piñero e Inés Ayala han presentado una enmienda al mecanismo “Connecting Europe Facility” que incluye como prioritarios los ejes excluidos en su momento por el anterior Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna

 

Las eurodiputadas socialistas Inmaculada Rodríguez-Piñero e Inés Ayala han presentado una enmienda conjunta a la propuesta de la Comisión Europea sobre el nuevo Reglamento “Connecting Europe Facility” (CEF 2021-2027) para incorporar los ejes Zaragoza-Teruel-Sagunt y València-Madrid como ramales prioritarios del Corredor Mediterráneo en el mapa de las Redes Transeuropeas de Transporte, conocidas como RTE-T.

Está enmienda presentada por las dos eurodiputadas socialistas busca corregir la propuesta de modificación que el Gobierno español, entonces presidido por Mariano Rajoy, trasladó a la Comisión y que favoreció que en España se añadiesen a estas redes prioritarias hasta 1.300 nuevos kilómetros del Corredor Atlántico, mientras que el Corredor Mediterráneo quedaba totalmente postergado. En concreto, en aquel momento, “el Ministro de Fomento dejó caer el eje Zaragoza-Teruel-Sagunt y ni siquiera propuso la inclusión del eje València-Madrid” ha apuntado Rodríguez-Piñero.

Corredor Mediterráneo

Por ello, y tras las reivindicaciones ante la Comisión Europea y la DGMOVE de los gobiernos autonómicos de la Comunitat Valenciana y de Aragón, así como del nuevo equipo de Fomento del ministro Ábalos, las eurodiputadas han incluido durante la tramitación parlamentaria ambos ramales.

“No es posible que el principal puerto del Mediterráneo, con más de cinco millones de tráfico de contenedores anuales, y la principal puerta de entrada y de salida de mercancías de toda España quede aislado de las principales redes europeas de transporte, bien por no haber propuesto su inclusión o porque no se supo defender el carácter estratégico de estas redes”, han destacado las eurodiputadas socialistas, quienes también han señalado “la importancia de estos ejes para la mejor vertebración territorial de la España interior en su lucha contra la despoblación”.

Conexión Lisboa-Madrid-València

Por otra parte, ambas se han mostrado convencidas de que tras los informes y documentación aportados por ambas autonomías estos ejes pasarán a formar parte de los corredores RTE-T prioritarios, que en el caso de España son el Corredor Atlántico y el Corrredor Mediterráneo, y que con la aprobación de esta enmienda quedarán definitivamente enlazados.

Las eurodiputadas Rodríguez-Piñero y Ayala han coincidido además en que “con la decisión del Gobierno anterior se perjudicaba considerablemente tanto a València, cuyo puerto es clave para el comercio exterior por su localización y área de influencia, como a Zaragoza y a Teruel, al impedir la conexión con éste”, por lo que han pedido “una reflexión” para no obviar la importancia estratégica y comercial que puede tener para toda Europa la conexión Lisboa-Madrid-València que enlaza el corredor Atlántico y el Mediterráneo y la Península Ibérica de Oeste a Este; así como el Zaragoza-Teruel-Sagunt, que permite asimismo conectar con ambos Corredores prioritarios enlazando con el tramo Zaragoza-Rioja/Navarra-Bilbao   “ lo que permitiría la salida al Cantábrico y hacia Francia por Burdeos de un gran número de productos europeos que se producen en un área de influencia socioeconómica mucho mayor y que llegan y salen diariamente por los puertos valencianos”, han señalado.