De vuelta y vuelta se encuentran en estos días convulsos los Presupuestos Generales del Estado tras ser elaborados por Sánchez e Iglesias y posteriormente remitidos a la Unión Europa para contar con el visto bueno comunitario.

Pero en ese punto, precisamente, en el beneplácito de Bruselas, radica una parte del éxito de esas cuentas públicas, aunque después deberán pasar el examen aún más exigente de ser aprobadas en el Congreso por la amalgama de partidos que apoya al Gobierno de Sánchez.

Con este panorama, el abogado José Vicente Tello y los consultores de Scentia Alliance, Enrique Albiach y Fernando Martínez han destacado en Ciclo Empresarial la complejidad de unos presupuestos que generan muchas dudas sobre la justificación de los ingresos que recibirá el Estado en 2019.

Por ello, Martínez señala que “son unas cuentas públicas que no sorprenden a nadie, porque su perfil es muy socialdemócrata y pretenden contrarrestar la grave carencia de poder adquisitivo que hemos tenido los españoles en estos últimos años”.

Así que es lógico que procedan de Sánchez más las propuestas de Podemos. Sin embargo, nos queda la duda de cómo se van a obtener casi 6.000 euros de ingresos, cuando la subida de impuestos puede no generar esa cantidad”.

A este respecto, el abogado José Vicente Tello asegura que “los PGE están mal hechos, porque cuentan con ingresos procedentes del aumento de ingresos para derivarlos hacia el gasto social. Esto suena bien, pero no es correcto, porque es difícil que el aumento de tasas impositivas valga para incrementar esa partida presupuestaria”.

Por eso creo – destaca el abogado valenciano – que las únicas perjudicadas van a ser las empresas y los autónomos, porque les aumentan de manera importante sus cotizaciones sociales. Así que con este panorama, parece que nos asomamos hacia una nueva crisis”.

Por su parte, el consultor de Scentia Alliance, Enrique Albiach se pregunta “¿pero quién ha hecho estas cuentas? Con ese incremento de salarios, aumento de las cotizaciones para trabajadores por cuenta propia y ajena, una tasa a las transacciones financieras, etc.. es imposible que la economía se pueda fortalecer.

Es decir – prosigue Albiach – vamos hacia el camino inverso a una mejora del poder adquisitivo, a pesar del aumento del SMI, porque las empresas generarán menos empleo y la inversión saldrá asustada hacia otros destinos que le ofrezca una mayor seguridad jurídica”.

  • PROGRAMA
    • Ciclo Empresarial
  • EMISIÓN
    • 16 de Octubre de 2018
  • DIRECCIÓN
    • José Luis Pichardo
  • CONTERTULIOS
    • José Vicente Tello, Socio Dtor. Tello Abogados
    • Enrique Albiach, Socio Dtor. Scentia Alliance
    • Fernando Martínez, Socio Dtor. Scentia Alliance