Han subrayado que la ciencia de hoy es la “tecnología de mañana”

La Premio Rey Jaime I 2018 en Investigación Básica, María Vallet, ha advertido este miércoles de que ciencia, tecnología e innovación son “continuidad y riesgo sostenido” y ven sus frutos “en el largo plazo”, y ha destacado que los jóvenes investigadores y emprendedores “son el futuro”.

Vallet, que ha intervenido en nombre de los premiados durante el acto de entrega de la trigésima edición de los Premios Rey Jaime, celebrado en la Lonja de València y presidido por Felipe VI, ha subrayado que la ciencia de hoy es la “tecnología de mañana”.

Ximo Puig

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, se ha mostrado partidario de “levantar la mirada” para “unir en un gran acuerdo” a todos los agentes implicados en la I+D con el fin de lograr que el apoyo a la ciencia tenga “suficiencia y estabilidad financiera”. 

Durante su intervención en la ceremonia de entrega de los Premis Jaume I, el president ha defendido además que no debe olvidarse que “no solo con mayores recursos presupuestarios se consiguen los objetivos”, sino que resulta necesario “intensificar la corresponsabilidad” entre sector público e iniciativa privada para impulsar el conocimiento. 

Premiados

Por categorías, la ganadora del Premio Rei Jaume I de Investigación Básica ha sido la doctora en Ciencias Químicas María Vallet Regí, fundadora y directora del Grupo de Investigación de Biomateriales inteligentes de la Universidad Complutense de Madrid. El jurado ha premiado sus trabajos pioneros en el campo de materiales cerámicos mesoporosos con aplicaciones biomédicas, particularmente en la regeneración del tejido óseo.

El Premio Rei Jaume I de Economía ha recaído en Xavier Freixas Dargallo, doctor en Economía y licenciado en Matemáticas y Economía por la Universad de Toulouse. El jurado reconoce a Xavier Freixas como uno de los principales expertos mundiales en economía financiera y especializado en microeconomía y macroeconomía del sistema bancario. Su libro ‘Economía bancaria’, escrito conjuntamente con Jean-Charles Rochet, se ha convertido en un trabajo de referencia en el área.

El Premio Rei Jaume I de Investigación Médica ha sido otorgado a Dolores Corella Piquer, doctora en Farmacia y catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universitat de València. El jurado ha reconocido su trabajo pionero en el nacimiento y desarrollo del campo de la Genómica nutricional y el estudio de las interacciones gen-dieta. Es también pionera en España en la formación de personal investigador en el ámbito de la epidemiología genómica.

Por otro lado, Íñigo Losada Rodríguez, doctor ingeniero de Caminos por la Universidad de Cantabria, ha sido galardonado con el Premio Rei Jaume I a la Protección del Medio Ambiente. El jurado reconoce Losada su importante contribución a la mejora del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Sus estudios sobre la dinámica costera sientan las bases para la protección de las mismas. Actualmente, es catedrático y director de Investigación en la Universidad de Cantabria.

Asimismo, el jurado ha otorgado el Premio Rei Jaume I de Nuevas Tecnologías a Ramón Martínez-Máñez, doctor en Ciencias Químicas, catedrático de Universidad, director del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico y director científico del CIBER-BBN del Instituto de Salud Carlos III. Actualmente desarrolla su trabajo en la Universitat Politècnica de València El jurado ha valorado sus contribuciones excepcionales en el desarrollo de nanosensores con aplicaciones en tecnología de alimentos y medicina. La alta calidad científica de su trabajo se ha aplicado en diferentes ámbitos tecnológicos con impacto social.

El ganador del Premio Rei Jaume I al Emprendedor ha sido Enrique Silla Vidal, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universitat de València. El jurado ha reconocido a Silla Vidal sus valores sólidos e inconfundibles vinculados al emprendimiento. Silla ha innovado en el proceso de envejecimiento de prendas vaqueras, que originariamente era químico, hacia un sistema más sostenible gracias a la tecnología láser que desarrolla.