Los dos próximos partidos se antojan fundamentales para calibrar cuáles son las posibilidades del Valencia CF en su lucha por Europa

Manolo Montalt |

Una lucha que queda por decidir si le opción de subirse al vagón de lujo (la Champions) del tren europeo o si le va a tocar pugnar por conseguir billete para viajar en clase turista (la Europa League). Queda claro que para la Champions será más conseguido conseguir billete habida cuenta la racha del Atlético de Madrid, quien con dos triunfos y un empate desde que volviera el campeonato, es uno de los equipos más en forma. Si le sumamos a Madrid y Barcelona, las plazas Champions quedan reducidas a una sola posibilidad, el cuarto puesto. Así que va a haber que afinar mucho la puntería y tener la máquina con una buena puesta a punto si se quiere seguir optando a Europa en cualquiera de sus formatos (Champions o Europa League).

La victoria ante Osasuna concedió tres puntos balsámicos a un grupo que venía tocado tras el empate ante el Levante y la derrota ante el R. Madrid. Sin embargo, no lo alejó de unas constantes vitales que alimentan las dudas a la hora de considerarlos un equipo fiable. Sólo 45 buenos minutos ante Osasuna no dan como pensar en la cura definitiva del enfermo. Con los cambios tras el descanso a Celades le volvieron a coger con el paso cambiado y durante bastantes fases de la segunda mitad hubo una sensación generalizada -pese a los dos goles de diferencia- de que el conjunto navarro podía volver a meterse en el partido.

Tampoco faltó a su cita el delirante capítulo del VAR de cada semana. Además de anular injustamente un gol a Rodrigo trazando la línea del fuera de juego desde el codo, estuvieron casi 4 minutos para validar uno de los golazos del año -el de Guedes- buscando unas posibles manos que ni siquiera estuvieron cerca de producirse.

Tampoco es que la semana haya venido tranquila. Diakhaby le dio un tirón de orejas a Celades en entrevista concedida al diario ‘L´Equipe’ y en la que venía a criticar -con mucha elegancia- el doble discurso del entrenador para con su persona tras el ya famoso episodio del penalti ante el Levante. Por si ello fuera poco, Kondogbia hablaba en sus redes sociales personales de un “traidor” que se comporta como una serpiente en clara alusión a una posible filtración que el domingo dio pie a Pichi Alonso (comentarista de Movistar) a describir un supuesto episodio en el que Diakhaby habría llorado al ser sometido a una sesión de vídeo para repasar sus errores. A todo esto, Diakhaby -con una elongación- es baja y no está incluido en la lista de expedicionarios.

Para la visita a tierras vascas, Celades recupera a Gayà y Kang In tras sus respectivas sanciones. Sin embargo, y dada la carga de minutos en las piernas de algunos futbolistas, no sería descartable ver alguna rotación en el once inicial. De hecho el preparador barcelonés comenzó ensayando sin Parejo y sin Rodrigo, aunque modificó estás probaturas a lo largo de la mañana. Quien también apunta a tomarse un descanso es Carlos Soler. El valenciano es uno de los que más minutos acumulan, y precisamente en banda hay efectivos de garantías como para rotar sin problema.

Pensando con que pueda producirse alguna rotación, este podría ser el posible once: Cillessen; Florenzi, Gabriel, Guillamón, Gayà; Kondogbia, Parejo o Wass, Ferran, Guedes; Maxi y Rodrigo. El partido comenzarà a las 19´30 y estarà arbitrado por el aragonés Santiago Jaime Latre.