Se inundan los principales accesos a la ciudad de Valencia, especialmente, el Bulevar Sur y Pista de Silla

 

La gota fría ha llegado a la Comunitat Valenciana, y lo ha hecho con fuerza. De hecho, las fuertes lluvias previstas para la tarde de este jueves en la ciudad de Valencia empezaron a media mañana, y no ha dejado de llover. De hecho, a lo largo del día muchos municipios fueron suspendiendo las clases en los distintos niveles, y este viernes no habrá clases en cerca de un centenar de municipios de Valencia y Castellón, pues, la provincia de Alicante ha sido la menos castigada por la gota fría, aunque se prevé que las lluvias torrenciales se desplacen a lo largo del viernes.

Por primera vez, en muchos años, la ciudad de Valencia ha decidido suspender las clases en todos los centros educativos por riesgo de gota fría,. Y es que la ciudad de Valencia, y en concreto, sus principales accesos por la parte sur de la ciudad se inundaron ya a mediodía, generando un caos circulatorio en toda ciudad. Eso sí, no en toda la ciudad la intensidad de las lluvias fue la misma.  De todas maneras, lo sucedido hace una semana en San Llorenç ha provocado una alarma social y un aumento de las medidas de seguridad, superiores a ocasiones anteriores.

Pista de Silla y Bulevar Sur, inundados

Desde las 14.40 horas, la V-31 (pista de Silla) está cortada en el punto kilométrico 3 en el término de Silla y, según las mismas fuentes, hay desvíos señalizados y los vehículos se incorporan de nuevo a la vía una vez superada la balsa de agua.

A lo largo del jueves, los efectivos de bomberos han recibido el aviso de 20 incidencias en la provincia de Valencia, la mayoría por acumulación de agua en viviendas, aunque finalmente solo han intervenido en cuatro, según el balance del Centro de Coordinación de Emergencias 112 y el Consorcio. En la ciudad de Valencia, la lluvia ha provocado el cierre de la circulación de la Línea 1 del metro, interrumpida entre Picassent-Font Almaguer y Empalme-Seminari, así como en varios puntos del Bulevar Sur, que también ha sufrido inundaciones. Esta situación ha provocado colas de hasta ocho kilómetros en la citada carretera en sentido a Valencia y otros 5 hacia Alicante.

De igual manera, se ha interrumpido la circulación en las carreteras autonómicas CV-525 de Algemesí a Alginet (Valencia), y la CV-723 en Dénia (Alicante) y la circulación es irregular en otras cinco de la provincia de Valencia por la presencia de agua. El paso inferior de la carreras CV-525, de Algemesí a Alginet, ha sido cortada a la circulación por la presencia de agua debido a las fuertes precipitaciones que afectan a la Comunitat, según fuentes de la Diputación de Valencia.

La circulación también está interrumpida en la CV-723, a la altura de Dénia desde el kilómetro 4 al 4,8 y en ambos sentidos, según la DGT. Las tormentas, que en la provincia de Valencia podrían acumular hasta 150 litros por metro cuadrado en 12 horas, también han obligado a la señalización por posible presencia de agua de las carreteras CV-506 (conexión entre CV-505 y CV-510 a Alzira) y la CV-563 (de Llosa de Ranes a CV-41).

También se circula con dificultad por la carretera V-31 a la altura de Silla, donde hay una retención por inundaciones de tres kilómetros en dirección a Valencia.  Asimismo, hay una congestión por meteorología adversa con circulación irregular en la carretera N-220, a la altura de Manises (Valencia), desde el kilómetro 2 al 0 en sentido hacia Paterna.

De igual manera, ha empezado ya a generar los primeros problemas en las carreteras de la provincia de Valencia y en algunas de las de Alicante, concretamente las situadas en la comarca de la Marina Alta.

Cercar de un centenar de municipios sin clases

Antes estas circunstancias muchos municipios, que son quienes tienes las competencias, han decidido ir suspendiendo la jornada docente en primaria y secundario. A las 21 horas de este jueves cerca de un centenar de municipios había decidió suspender las clases, la mayoría de ellos, de Valencia y Castellón ante los episodios de fuertes lluvias.

En el caso de la provincia de Valencia, según fuentes del Conselleria de Educación, han decidido suspender las clases la propia ciudad de Valencia (en esta caso para el evitar el desplazamiento de padres e hijos), que tomó la decisión pasadas las 19 horas, Alaquàs, Albalat dels Tarongers, Albuixech,  Algemesí, Almàssera, Almussafes, Alzira, Benifaió, Beniparrell, Burjassot, Canet d’en Berenguer, Carlet, Catarroja, Cortes de Pallás, Cullera, Dos Aguas, Estivella, Faura, Foios, Fortaleny, Gilet, Godella, l’Alcúdia, Manises, Massalfassar, Moncada, Museros, Paiporta, Paterna, Picassent, Puçol, Quart de les Valls, Rafelbunyol, Sagunt, Port de Sagunt,  Sedaví, Silla, Sollana, Sueca, Torrent, Vila·marxant y Sueca-El Perelló.

Por su parte, en el caso de la provincia de Castellón han suspendido clases los siguientes municipios: Alcalá de Chivert, l’Alcora, Alfondeguilla,, Almassora, Almenara, Altura, Artana, Atzeneta del Maestrat, Bejís, Benicarló, Benicàssim, Benlloch, Betxí, Cabanes, Càlig, Castellnovo, Castelló de la Plana, Costur, Coves de Vinromà, Eslida, Figueroles, Geldo, Jana, Jérica, Jérica-Viver, Les Alqueries, la Llosa, Moncofa, Montanejos, Nules, Navajas, Onda, Orpesa, Peñíscola, Ribesalbes, Rosell, la Salzadella, Sant Joan de Moro, Sant Jordi, Sant Mateu, Santa Magdalena de Pulpis, San Rafael del Rio, Segorbe, Sierra Engarcerán, Soneja, Sot de Ferrer, Tales, Torreblanca, Traiguera, Vall d’Alba, La Vall d’Uixó, Vila·real, Vilafamés, Vilanova d’Alcolea, la Vilavella, Vinaròs, Víver, Vistabella y Xilxes.  De igual manera, ha suspendido clases las universidades públicas de Valencia y Castellón.