La Federación se opone al recorte del horario de terrazas por la ZAS de El Carmen, que supondrá graves perjuicios en la actividad hostelera de la zona.

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia  quiere expresar su malestar por la decisión que ha tomado el Ayuntamiento de Valencia de no tener en cuenta las alegaciones presentadas por el colectivo empresarial hostelero a las medidas definitivas de la ZAS del Carmen. Especialmente en relación al recorte de media hora del horario de las terrazas que va a aplicarse en el entorno de la ZAS.

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) ya expresó en sus alegaciones presentadas hace unos meses su rechazo a esta propuesta de recorte de horarios, debido a los graves perjuicios que la misma puede suponer sobre las actividades de hostelería en esta zona y el impacto que sobre el sector turístico puede tener esta medida.

En especial para los locales que se encuentran en este entorno, con gran arraigo y que están integrados con los vecinos y comerciantes del barrio, y que tanto han contribuido a cambiar la fisonomía del barrio del Carmen, profundamente degradado hasta ese momento. Además hay que tener en cuenta que en estos momentos se está tramitando también el plan especial de protección de Ciutat Vella y se está realizando la adaptación de las terrazas a la nueva ordenanza reguladora.

Desde la FEHV se quiere poner de manifiesto que esta medida no va a ser efectiva ni va a mejorar la situación de la zona, siendo además, una medida desproporcionada en atención a la situación actual del barrio, mucho mejor a nivel acústico que cuando se implantaron las medidas provisionales, en la que no se encontraba el recorte del horario de las terrazas.

Desde la Federación, siempre se ha compartido la necesidad de una aplicación efectiva de las medidas cautelares provisionales aprobadas en 2010, lo que a nuestro entender, no se ha producido en estos años. Así, solo después de esta aplicación real de las medidas cautelares, es cuando se podrá obtener una mejora de las condiciones acústicas del barrio y valorar objetivamente los resultados obtenidos.

En  el contexto actual se observa una mejoría general de las mediciones acústicas de la zona, tanto respecto al número de superaciones como a sus valores, lo que permitiría incidir en otras medidas menos restricitivas contra los locales de hostelería del barrio, que el recorte del horario de las terrazas.

En las alegaciones presentadas por la Federación, se proponían otras medidas como: la inspección y control de los apartamentos ilegales que se publicitan como turísticos en el entorno de la ZAS del Carmen o la realización de campañas de concienciación y sensibilización social en la zona, dirigidas principalmente a atajar actuaciones incívicas que se producen, como con la venta y el consumo de alcohol en la vía pública durante el horario (botellón) y la elaboración de un Plan de Ocio para la ciudad junto con la creación de la figura del Alcalde de Noche.