La decisión se produce tras  la decisión de los Verdes-Equo de respaldar los cambios en el Consell al posicionarse con el nuevo responsable institucional ecologista

 

El cese del anterior secretario autonómico de medio ambiente, Julià Àlvaro, y su relevo por Francisco Quesada, también perteneciente a los Verdes-Equo, partido integrado en Compromís, ha tenido consecuencias para esta formación, ya que Àlvaro no ha asumido su cese y ha anunciado su dimisión como coportavoz de la coalición de izquierdas y nacionalista, si bien, de momento, se mantiene como portavoz de los Verdes-Equo, aunque es probable que pudiera abandonar en un futuro próximo dicha responsabilidad.

De esta manera, Julià Álvaro, dejará de compartir su voz con los otros pilares de Compromís, como son los coportavoces de Iniciativa y del Bloc, las otras fuerzas que integran la formación política, tras ser destituido como secretario autonómico de Medio Ambiente, tras los distintos desplantes a la consellera, Elena Cebrián, también próxima a la coalición ecologista.

Esta decisión personal de Álvaro se produce tras la decisión el pasado sábado de la asamblea general de los Verdes-Equo de validar su relevo al frente de la secretaría autonómica en una votación respaldada por el 71% de los asistentes, tras abandonar los partidarios del ex portavoz la reunión.

La renuncia a la portavocía en Compromís pero no de VerdsEquo apunta a un escenario de fractura interna en la organización entre el sector favorable a seguir en la coalición valencianista y el grupo de Julià Àlvaro, apoyado por el líder estatal de Equo, Juan López de Uralde, que se inclina por el acercamiento a Podemos.  Esta situación podría acabar con una escisión en el partido ecologista.