Reclamarán este tipo de acciones según el resultado de la Comisión de Investigación

Elisa Valía y Ramón Vilar explican que se trata sólo de una ratificación provisional que no impedirá la asunción de responsabilidades

Los socialistas han informado de que exigirán responsabilidades políticas sobre el fraude la EMT en función del resultado de la Comisión de Investigación. “Si hay que pedir responsabilidades, seremos los primeros que lo haremos; nuestro compromiso está claro y pediremos las responsabilidades que correspondan cuando acabe. Pero ahora no es el mejor momento para dejar descabezada la empresa”, ha esgrimido Elisa Valía ante los medios de comunicación, tras la reunión del Consejo de Administración de la empresa pública.

Elisa Valía, que será la presidenta de esa comisión, ha explicado que hoy los socialistas han aprobado la “renovación provisional” del Gerente y el resto de puestos directivos de la EMT y ha remarcado que esta decisión está “condicionada” por el resultado de la comisión de investigación.

Elisa Valía ha explicado que los socialistas creen que las responsabilidades deben determinarse en el seno de la Comisión de Investigación. Una comisión que se ha creado a propuesta de los socialistas y que, ha asegurado, “su conclusión serán determinante para tomar una decisión al respecto. Por ello, ha insistido en que este nombramiento no supone un blindaje. Así, ha precisado que si de la comisión se derivan responsabilidades la indemnización por despido sería exactamente igual. Respecto, a la Comisión de Investigación ha explicado que funcionamiento será como la del Caso Taula, con comparecencias voluntarias.

Por su parte, Ramón Vilar ha informado de que los socialistas han propuesto en el Consejo que la asesoría elabore un informe jurídico sobre las responsabilidades que podrían tener si su actuación como consejeros pudiera ser calificada de negligente o mala administración. Además, ha pedido que presente denuncia al Tribunal de Cuentas por si hay delito de alcance y que se notifique la situación a la Sindicatura de Comptes. Además, ha propuesto que se pida al Banco de España un informe sobre protocolos mínimos antiblanqueo de capitales que deben tener las entidades bancarias.