Asimismo, Catalá exige a Ribó “la misma vara de medir y la misma responsabilidad política que él ha exigido al PP en el ayuntamento”

La portavoz del grupo municipal popular, María José Catalá, ha pedido hoy que se convoque urgentemente la Junta General de Accionistas de la EMT para que el alcalde Joan Ribó dé explicaciones sobre la vinculación familiar que mantiene con el bufete de abogados que ha cobrado los últimos cuatro años más de 220.000 euros de la empresa pública.

“No hay excusa posible para que Ribó no convoque de inmediato la Junta General de la EMT para abordar el cese de Grezzi y del director gerente, además de también someterse a consideración el despido del secretario asesor del consejo”, ha destacado Catalá.

La portavoz popular ha solicitado que el interventor general del Ayuntamiento certifique si los pagos que se han hecho en los últimos años al secretario asesor se ajustan a la legalidad. Al respecto ha recordado que “Grezzi y el gerente de la EMT han subido al secretario-asesor de la EMT un 500% el sueldo, tras la estafa de 4 millones de euros de la EMT, pasando a cobrar de 600€ a 3.000€”.

Además, ha recordado que la EMT en el único organismo público del ayuntamiento que no está controlado por un secretario municipal habilitado nacional y que el bufete de abogados que ha cobrado más de 220.000€ por asesorar a la empresa se contrató a dedo sin someterse a un procedimiento de pública concurrencia. “Este bufete ha hecho informes muy gravosos dentro del marco de la comisión de investigación”

Por otro lado, el grupo popular va a denunciar al Consejo de Transparencia y al Sindic de Greuges que la EMT sigue sin entregar el contrato que firmó en 2015 el secretario asesor. “Hace ya casi dos meses que pedimos la documentación cuando se conformó la comisión de investigación en la empresa y siguen sin darnos copia, por lo que vamos a pedir el amparo de estos entes ante la sospechosa opacidad de Ribó y Grezzi”.