Durante décadas hemos vivido de la ilusión óptica de las promesas de los “illuminatis” de la política, es cierto que con gran astucia nos adentraban en los beneficiosos efectos de sus decisiones, paliando de forma engañosa todo tipo de crisis y atajando los graves problemas que padecía nuestro apreciado país.

¿Se acuerdan del “Plan E” de Zapatero?

Aquel maná de una política expansiva de gasto que iba a crear empleo y que finalmente se redujo a la dilapidación de 13.000 millones de euros o la creación de tan sólo 6 puestos de trabajo por cada millón malversado.

¿Y los más de 6.000 millones en políticas activas de empleo anuales?

Aquellos repartidos entre bonificaciones, formación por sindicatos, asociaciones empresariales … que no han tenido ninguna trascendencia, más que atestiguar la nefasta tasas de paro y precariedad que lidera España frente a sus homólogos europeos y la multiplicación de casos de corrupción como en Andalucía, advirtiendo, en un reciente informe la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), la deficiente gestión y control de éstos.

Hoy sabemos que, a pesar de estar en una fase expansiva de crecimiento durante más de 6 años, seguimos con tasas de déficit público alarmantes y no somos capaces de revisar el gasto público, sino todo lo contrario, la propia Intervención General del Estado nos alecciona con un crecimiento de éste del 11,1  % , cuatro veces más en este primer trimestre de 2019, un gap insostenible con la evolución de los ingresos según el Banco de España que hace sospechar la próxima subida masiva de impuestos que el Doctor Sánchez y su Vicepresidente económico, el Sr. Iglesias, ahora llamados “Cogobernantes de Cooperación”, que junto a exigencias de privilegios nacionalistas e independentistas, nos están preparando de forma ineludible, en esta XIII Legislatura.

Por suerte, en Ciudadanos, hemos venido para controlar y hacer una oposición constructiva, sin renunciar a los grandes pactos de Estado y reforzar los pilares básicos del Estado del Bienestar, entre ellos, el fomento de la natalidad, la conciliación y la igualdad de oportunidades, presentando una Ley Integral de Protección y Apoyo a las Familias, otorgando elevados beneficios fiscales a éstas, ampliando permisos de maternidad/paternidad, equiparando las parejas de hecho y, en especial, reformando el futuro de nuestras pensiones, pues sino protegemos a nuestra clase media y trabajadora, difícilmente habrá algo que repartir mañana.

Quizás exista una necesidad extrema de alcanzar un mundo diferente, los “illuminati” así lo creían hace tres siglos, sin embargo, ellos querían contentar a un status social pudiente y poderoso, nada que ver en nuestro caso, Ciudadanos es el partido de la clase media y trabajadora, el partido de las familias, la conciliación y la igualdad de oportunidades … sin lugar a dudas, el futuro de nuestras pensiones.

Vicente Ten

Economista, Diputado en el Congreso por Ciudadanos