Los populares reclaman todos los correos de la directora del área de gestión, quien recibió mensajes de Caixabank seis días antes de las transferencias realizadas a China

El Grupo Municipal del PP también pide la comparecencia del subdelegado de Gobierno y de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía responsables de la investigación de la estafa en la EMT, “porque nos causa extrañeza que no se precintarán, ni se llevarán tampoco para su análisis, los ordenadores y terminales desde los que se autorizaron los pagos”. 

La portavoz del Grupo Municipal Popular; María José Catalá, ha presentado hoy el plan de trabajo de los consejeros populares para la comisión de investigación/trabajo del robo de 4 millones de euros en la Empresa Municipal de Transportes de Valencia.  Catalá ha explicado que este plan incluye la petición de comparecencias de personas vinculadas a la gestión de la EMT y a la corporación municipal, además de personal experto en seguridad cibernética y relacionado con las transacciones económicas de la empresa.

Entre cerca de los 50 comparecientes que ha pedido el Grupo Popular están el alcalde Joan Ribó, como presidente del Junta General de Accionista de la EMT, el edil de Movilidad, Giuseppe Grezzi, los portavoces del PSPV y Compromís, el gerente y director adjunto de la EMT, así como las trabajadoras del área contable y administrativa de la empresa.

Catalá ha considerado fundamental para el esclarecimiento de los hechos “conocer tanto la declaración de la empleada despedida ante la Policía Nacional como la que realizó ante los responsables de la EMT”.

Esta declaración, ha añadido, “nos la han ocultado y es imprescindible para conocer lo ocurrido en los 20 días, entre los días 3  y 23 de septiembre, cuando se realizaron las nueve transferencias desde la EMT a cuentas en Hong Kong”. Por ello, se pide en el plan de trabajo “la declaración jurada prestada por la trabajadora Celia Zafra Rentero en las dependencias de la compañía y ante la Jefatura Superior de Policía, brigada provincial, delitos tecnológicos”.

Además, también se solicita toda la documentación relativa a la adquisición de la empresa radicada en China y que ha motivado el fraude objeto de investigación, en el que se especifique el objeto de la misma, sector y/o actividad a la que se dedica y en concreto si está relacionada con el sector del transporte de viajeros, aparcamientos, o movilidad en general, número de trabajadores, volumen de facturación, relación de los titulares que son socios de la misma, número de acciones y/o participaciones sociales, valor contable de las mismas, etc”.

Igualmente, el Grupo Popular ha solicitado conocer los justificantes de las cuentas bancarias relativos al ingreso del Banco Europeo de Inversiones para la compra de autobuses. Al respecto Catalá ha señalado que “hay que aclarar por qué quienes perpetraron el robo sabían que la EMT dispondría de fondos en sus cuentas en las primeras semanas de septiembre”.

Asimismo, Catalá ha pedido a los concejales del PSPV que voten en el Pleno extraordinario del próximo jueves a favor de crear una comisión de investigación en el seno Ayuntamiento y de que auditen las cuentas de la EMT por parte de la Intervención General municipal. De lo contrario, ha afirmado, “nos llevará a pensar que los socialistas están siendo cómplices de la negligencia que se está produciendo en la empresa”.