El actual momento económico, la retención del talento, el necesario tamaño de las compañías, la imagen de marca, la ambición empresarial o la sostenibilidad fueron los vectores sobre los que se desarrolló el debate

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat (COIICV) y la consultora Improven, junto a compañías punteras en los sectores de  residuos industriales, agroalimentación, industria auxiliar del automóvil, packaging, cosmética, iluminación, construcción y ciberseguridad han analizado la actual situación económica que viven las empresas en la Comunitat que pasa por un momento de carácter transitorio  pero no de una crisis empresarial. 

Esta es una de las conclusiones que se han debatido, junto a la necesidad de que las empresas valencianas necesitan ganar tamaño en imagen de marca para acometer retos como la internacionalización o la transformación tecnológica

En este sentido, el socio director de Improven, Sergio Gordillo, se refirió a este actual momento como “un momento en el que hay que ser prudente ya que, no vienen tiempos de bonanza pero tampoco de crisis económica. Es imprescindible seguir creciendo en exigencia y profesionalidad para tener la capacidad de gestionar esta coyuntura actual”

En los mismos términos se mostró, el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana, Salvador Puigdengolas, que calificó este momento como “un momento de cambio, delicado pero de carácter transitorio en el que se van a crear nuevas oportunidades, nuevas líneas y nuevos productos en el que los ingenieros industriales tienen mucho que aportar por su formación multi e interdisciplinar”.

Desde la compañía internacional en soluciones de reciclaje y recuperación de residuos que gestiona más de dos millones de toneladas de residuos al año, Tradebe, su director gerente en Valencia, Ignacio Sánchez-Lafuente comentó como se ha detectado una reducción de residuos del 9% en 2019, respecto a 2018, provenientes del sector de la automoción. Pero, sin embargo, y para 2020 “se vuelve a una estimación de gestión de una cantidad similar a la de 2018”. 

Y desde este sector, la adjunta a la dirección general de Matrival, Silvia Peña, destacó que, en el sector de la automoción, “estamos viviendo una especie de movimientos de ajedrez por la consolidación de grandes grupos internacionales para afrontar todos los cambios a los que nos enfrentamos y, por tanto, se trata de un momento complicado y de alta incertidumbre”

Desde el sector de la construcción, el consejero delegado de Asfaltos Chova, Eduardo Chova, explicaba como “en el momento que haya un Gobierno estable se va a recuperar la confianza. El sector se encuentra en tasas de nuevas construcciones razonables con crecimiento en la actividad de rehabilitación”. 

También desde la perspectiva del embalaje, el consejero delegado de Hinojosa Packaging hacía hincapié en el hecho de que hay determinados sectores sobre los que sí se están notando movimientos, como azulejo o agricultura, pero “por ejemplo en la alimentación, que es el gran sector de la Comunitat, se sigue manteniendo un consumo estable y creciente”. Aclaró que uno de los mayores retos dentro del sector del embalaje “es buscar soluciones sostenibles alternativas al plástico de un solo uso”.

Tamaño de las empresas e industrias

En el sector de la alimentación, desde el grupo internacional de alimentación, Importaco, su director general de Food Service, Javier Mora, destacó que “la gran dificultad que tienen las compañías es ganar tamaño porque necesitan recursos para poder invertir en innovación y salir fuera ya que los resultados se alcanzan en el medio y largo plazo, así como disponer del talento y la adaptación cultural a diferentes entornos”.   

Como foco de debate, también se abordó la dificultad que las industrias de la Comunitat pueden tener a la hora de captar y retener talento. En este sentido, el director general de Grupo Royo, Félix Lafuente, apuntó que “no es el dinero la clave de la retención del talento, sino la necesidad de fomentar el salario emocional y una propuesta de valor  para que las personas crezcan y permanezcan en las empresas, estando así dispuestas a trabajar fuera de su país”. 

“El modelo de liderazgo, las herramientas de flexibilidad de horario, el teletrabajo, o el fomento de programas de bienestar son por ejemplo cuestiones que se han de tener muy en cuenta”, remarcó Félix Lafuente. Pero, además, “las generaciones actuales están mucho más abiertas a la movilidad y el empleo”, destacaba el director financiero de Antares Iluminación, Arturo Miquel.

Talento

Por contra, se destacó también la escasez de determinados profesionales en el sector de la Ciberseguridad. El socio director de la compañía especializada en Ciberseguridad, S2 Grupo, Miguel Ángel Juan, subrayó como en su compañía “si pudiéramos contratar a 100 personas más, podríamos crecer a un ritmo mucho más rápido pero los profesionales en nuestro sector se mueven y rotan muchísimo y no se pueden retener a base de salario”.

Esta dificultad también fue apuntada por la directora de IDi y Desarrollo de Producto de la empresa de cosmética RNB, Anabel Sanchis, quien explicó que “siempre fomentamos la formación interna y no solemos tener dificultad en retener y captar talento, a excepción de las áreas de gestión del conocimiento y la analítica de datos”.  

Otro de los retos que el moderador de esta mesa, el socio director de Improven, Sergio Gordillo, preguntó a los asistentes, fue la forma en la que estas compañías hacen marca para destacar la capacidad de generar valor diferencial. 

Y en este sentido, desde RNB, Anabel Sánchis destacó que “en nuestro caso la confianza se genera a través de la percepción del valor del producto en el que es esencial el diseño”. En este mismo sentido, el director financiero de Antares Iluminación, Arturo Miquel, añadió como en el caso de su compañía hubo un punto de inflexión por el hecho de estar bajo marca italiana en el reconocimiento del mercado y de la reducción de la competencia por precio. 

La sostenibilidad fue otro de los puntos en los que se incidió en esta mesa. Y en torno a esta Sergio Gordillo explicó que “la compañía debe definir claramente un para qué existe haciendo hincapié en una sostenibilidad desde todos los puntos de vista; social, económico y medio ambiental. Es necesario ser sostenible para ser rentable, y ser rentable para ser sostenible”.