La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha lamentado que la moción del PP fue aprobada por unanimidad pero el Gobierno Compromís-PSPV no ha estado a la altura

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha denunciado que luego de pasar dos años desde que se aprobó rotular una calle al concejal del PP asesinado por ETA, Miguel Ángel Blanco, el Ayuntamiento sigue sin hacerlo, a pesar de que se aprobó a propuesta del PP por unanimidad de todos los grupos políticos.

Se cumplen 22 años desde que la banda terrorista sesgó la vida del concejal de Ermua y Valencia no le ha rendido el homenaje que merece a pesar de ser un acuerdo plenario de hace dos años. “Pensamos que el Gobierno Compromís-PSPV ha sido indolente y no ha estado a la altura”, explicó la portavoz Popular.

“Desde el PP echamos en falta que la ciudad de Valencia rinda homenaje a esta figura que supuso un punto de inflexión y movilizó a toda la sociedad española en contra del terrorismo de ETA”, añadió Catalá.

Por otro lado, Catalá ha señalado que tiempo han tenido, pero ha sido nulo el interés. “Dos años después el Gobierno municipal no ha hecho los deberes, sí que se han preocupado de cambiar algunos nombres de algunas calles de Valencia porque les molestaba, pero no han cumplido el acuerdo del pleno de hace dos años que se tomó por unanimidad y seguimos sin la calle de Miguel Ángel Blanco. Es una falta de sensibilidad y interés, cuando es una acuerdo del pleno municipal”.