El sindicato pide que aplique la medida aprobada ya en Andalucía y que permite a los docentes dedicar más tiempo a tareas no lectivas

 

El sindicato CSIF ha llevado a cabo esta mañana una concentración ante la sede de Conselleria de Educación para reivindicar una mejora de los derechos de los docentes. La central sindical ha insistido especialmente en reducir la jornada lectiva de los profesionales de Secundaria para volver a las 18 horas anteriores a los recortes en lugar de las 20 o más que ahora imparten los docentes. Otras autonomías ya han aplicado esta medida. También ha pedido la aplicación del ´concursillo´ para favorecer el trabajo cerca del lugar de residencia.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que el mantenimiento de la jornada lectiva en Secundaria en un mínimo de 20 horas supone una merma del tiempo dedicado a tareas necesarias como preparación de clases, coordinación o atención a padres y madres. El sindicato pide a Conselleria que rectifique y la reduzca a 18 horas. De este modo, los docentes, dentro de su jornada laboral de 37,5 horas semanales, dispondrían de más tiempo para preparar las clases, lo que redundaría en una mejora de la calidad educativa.

El sindicato señala que otras autonomías ya están recuperando la jornada de 18 horas. Por ejemplo, Andalucía aprobó reducir una hora lectiva en el actual curso escolar 2017-2018 y una segunda hora en 2018-2019. El sindicato CSIF insta, por otra parte, a Conselleria de Educación a la aplicación del concurso de méritos o ´concursillo´ para que funcionarios con destino definitivo puedan acercarse, de forma provisional, a su localidad de residencia.

La central sindical reclama que este concurso de méritos se desarrolle además del de traslados y de las comisiones de servicio. Se aplicaría, al igual que sucede en otras comunidades autónomas como Aragón, Extremadura o Andalucía, “sobre la base de un baremo transparente y objetivo”. Los docentes podrían optar a las vacantes existentes hasta ese momento y las ocuparían durante un año.

CSIF apunta que las plazas que se adjudicarían serían todas las vacantes existentes hasta ese momento, tanto de catálogo como habilitadas. El docente las ocuparía de manera provisional, por un curso escolar. El sindicato destaca que el ´concursillo´ facilita la conciliación de la vida laboral y personal de muchos docentes y mejora sus condiciones de trabajo, familiares y económicas.